Enfermedades de la lengua

Debemos prestar atención a cualquier alteración o anomalía que se produzca en la lengua, ya que los cambios de tonalidad o textura pueden ser indicadores de una enfermedad. El color de una lengua sana es completamente rosado y su superficie está libre de manchas y pigmentaciones. Entre las enfermedades más comunes se encuentran la lengua geográfica, la leucoplasia oral y la glositis
2 de diciembre de 2015
Etiquetas
enfermedades de la lengua

La lengua no está exenta de enfermedades y anomalías | Mike B. (CC by 2.0, Flickr)

La lengua está involucrada tanto en la deglución como en el lenguaje. Hidrata la boca y los alimentos mediante la saliva y nos permite apreciar el sabor de la comida, además de articular palabras. Hacemos un uso constante de este músculo, que requiere unos cuidados mínimos para gozar de buena salud.

A menudo nos miramos en el espejo para comprobar si tenemos ojeras, si estamos pálidos o si han aparecido algunas espinillas o puntos negros en el rostro, pero, salvo casos puntuales, olvidamos observar qué aspecto presenta nuestra lengua. ¿Sabías que la lengua es como un mapa que refleja tu estado de salud?

¿Cuál es el aspecto de una lengua saludable?

La lengua de una persona sana ha de ser de color rosado, húmeda, lisa y sin grietas. Las manchas y pigmentaciones pueden indicar que hay deficiencias de vitaminas, infecciones por hongos, trastornos gástricos o enfermedades que revisten mayor importancia. Presta atención a la tonalidad y la textura de tu lengua para saber si padeces alguna afección con repercusiones clínicas o un problema de salud leve.

Anomalías linguales

Aparte de los cambios en el color y en la textura normal de la lengua, hay otras alteraciones que nos pueden hacer sospechar de la existencia de una enfermedad lingual. El dolor, la hinchazón, los movimientos anormales de la lengua o la dificultad para moverla y la pérdida de la capacidad de degustar todos o algunos sabores son otras señales de que algo no va bien.

Es importante acudir al médico tan pronto notes cualquier variación o anomalía en la lengua para averiguar cuál es su origen y contar con un diagnóstico certero y fiable.

Lengua geográfica

También es conocida como glositis migratoria benigna y consiste en la aparición de una especie de parches irregulares en la superficie dorsal de la lengua. Por su apariencia recuerda a un mapa, de ahí que se denomine lengua geográfica. Estamos ante una afección benigna que suele remitir sin tratamiento.

Su origen no está del todo claro, pero podría guardar relación con la deficiencia de vitamina B. Otras posibles causas son el consumo de bebidas alcohólicas y la irritación por la ingesta de bebidas calientes y alimentos muy picantes. Los síntomas más característicos de la lengua geográfica son la sensibilidad y el ardor o escozor en la lengua.

Leucoplasia oral

La leucoplasia se caracteriza por la formación de manchas blancas en la lengua o las mucosas de la boca. Dicha placa no se desprende al raspar ni desaparece al lavarse los dientes. Aunque no se conoce con exactitud el motivo por el que se produce, se asocia a irritaciones a causa de prótesis dentales y al consumo de tabaco y alcohol.

Generalmente, la leucoplasia oral no ocasiona ningún síntoma más allá de las placas blanquecinas en la cavidad bucal, por lo que el médico de atención primaria o el dentista suelen detectarla de forma casual.

Glositis

La glositis, glosodinia o síndrome de la boca ardiente hace referencia la inflamación de la lengua, ya sea aguda o crónico. Esta enfermedad provoca que la lengua se hinche, cambie de color y su superficie adquiera una apariencia lisa. También puede haber sensibilidad y dolor, así como dificultades para masticar y deglutir los alimentos y para comunicarse.

Cabe la posibilidad de que tenga un componente hereditario, pero a menudo es un síntoma de otras enfermedades o problemas de salud. Entre las causas de la glositis se encuentran infecciones virales o bacterianas, trastornos cutáneos (liquen plano, sífilis, úlceras aftosas…), candidiasis oral, anemia ferropénica, déficit de vitaminas del grupo B, boca reseca (síndrome de Sjögren) y reacción alérgica a medicamentos, aditivos alimentarios, dentífricos, enjuagues y otros productos de higiene bucal.

Un comentario
  1. maria vivanco
    Publicado el 22 junio, 2016 a las 14:11 | Enlace

    inflemacion con ampollitas y al costado molestia grange como llaga mas grande gracias por orientarme

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.