Empieza a planificar el menú de Navidad

Planificar con antelación el menú de Navidad puede ayudarte a tener la situación bajo control. Evitarás caer en los excesos y atracones propios de esta época
11 de Diciembre de 2011
Etiquetas
planificar menu Navidad

Esta Navidad trata de no abusar de comidas repletas de grasas y azúcares | Tastingsf

La Navidad está cada vez más cerca, en un abrir y cerrar de ojos estaremos disfrutando de ella con nuestros familiares y amigos. Es la época del año en que pasamos más tiempo juntos y compartimos momentos irrepetibles, pero también es un período de excesos y comilonas. Son muchos los productos típicos que se exponen en los escaparates, desde turrones hasta mazapanes. A los comerciantes les beneficia la vorágine de estas fechas, pero tantas tentaciones juntas pueden resultar negativas para nuestra salud.

Para autocontrolarlos y no dejarnos llevar por las ansias de comer, te proponemos planificar el menú de Navidad previamente. Siempre os recordamos la importancia que tiene cuidar la alimentación a lo largo del año, y en esta ocasión no iba a ser diferente. A menudo el problema está en los atracones, ya que comiendo sin moderación ganaremos muchos kilos en un breve período de tiempo. Kilos que después nos costará horrores perder.

Por estos motivos, te daremos algunas pautas para que planifiques el menú que vas a consumir desde hoy mismo. Apuesta por platos variados, en los que no predominen las grasas saturadas ni productos demasiado calóricos. Intenta decantarte por pescados y carnes bajas en grasa. Ten en cuenta que la actividad física desciende notablemente en estas fechas, y que además tendremos que sumar los dulces tradicionales, que sirven como aperitivos y postres.

Preparar con tiempo el menú navideño nos evitará improvisar y recurrir a los productos menos saludables. Seremos capaces de tener mayor libertad para manejar la situación, es decir, podremos seleccionar los ingredientes que utilizaremos, e incluso reemplazar aquellos que sean más calóricos por otras variantes. Nuestro objetivo no es otro que conseguir mejorar el valor nutricional del plato. También tendremos la ventaja de poder comprar ya mismo alimentos imperecederos y no esperar al último día para adquirirlos, con el quebradero de cabeza que ello supone.

En Muy en forma | Intenta no excederte con el alcohol en Navidad

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.