¿El sedentarismo es tan perjudicial como fumar?

5 de agosto de 2012
Etiquetas,  

sedentarismo fumar

La inactividad física tiene consecuencias nefastas para la salud. En cambio, dedicarle unas cuantas horas a la semana a la actividad física puede ayudarnos a mantener “a raya” diversas enfermedades. El antídoto para el malestar no está a la venta en farmacias ni viene en un blíster sellado, más bien lleva chándal y zapatillas deportivas. Las comparaciones son odiosas, no lo discuto, pero en según qué casos también pueden ser positivas, ya que nos permiten despertar y salir de nuestro ensimismamiento.

¿Es tan malo no hacer ejercicio físico? El estudio publicado en la prestigiosa revista científica The Lancet no deja lugar para la duda. Calculadora en mano, el sedentarismo ocasiona las mismas muertes que el tabaco. Por si no es ya lo suficientemente impactante, estaríamos hablando de nada menos que 5,3 millones de muertes al año. Información que nos lleva a reflexionar sobre si el ejercicio físico es o no la mejor de las medicinas.

Que esta cifra represente una décima parte de las muertes por cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes da para pensar largo y tendido. Eso sí, hay que tener en cuenta que el porcentaje de fumadores es inferior al de inactivos. Ambos hábitos causan el mismo número de muertes, pero el tabaquismo sigue siendo el más nocivo. Es inviable averiguar qué muerte se produce por inactividad física. En un certificado médico de defunción no se expone que la causa de la muerte es el sedentarismo.

Así pues, se hace una estimación de cómo el sendentarismo influye en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y metabólicas. Es decir, si los pacientes mejoran practicando ejercicio con frecuencia, o si la situación se agrava por lo contrario. El nivel de inactividad varía según las regiones del mundo, siendo las mujeres menos activas que los hombres. Una vez más comprobamos que la actividad física es el principal método de prevención contra las enfermedades que ponen en peligro la vida.

La OMS recomienda 20 minutos diarios de ejercicio físico, alrededor de 150 minutos a la semana. Algo tan cotidiano como salir a caminar o dar un paseo en bici por la montaña es un buen comienzo, ¿no te parece?

Visto en El País
Fotografía | Kevin H.
En Muy en forma | Motivos para dejar de fumar: consecuencias estéticas y Dejar de fumar sin engordar

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.