El plato ideal para combatir la obesidad

Expertos en nutrición y endocrinología alertan sobre el peligro para la salud del aumento de las raciones y mala planificación de las comidas. Recomiendan limitar el consumo de carnes e introducir en la dieta legumbres, pescado, frutas y verduras
22 de diciembre de 2012
Etiquetas,  ,  

plato ideal obesidad

¿Tenemos en cuenta las raciones y el contenido calórico de las comidas? Los nutricionistas y endocrinos advierten que estas dos cuestiones, sumadas a la falta de planificación, ponen en riesgo nuestra salud y favorecen el incremento de la tasa de obesidad. Es por ello que la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) y la de Endrocrinología y Nutrición (SEEN) han creado “el plato ideal”. Se trata de una práctica guía que recoge las pautas a seguir para controlar el peso de la población española, estableciendo las comidas y cantidades adecuadas así como los alimentos de consumo esporádico.

Los expertos recomiendan consumir como mínimo dos raciones de verduras y hortalizas diariamente, tres piezas de fruta y un 25% del total en forma de legumbres, cereales y hortalizas. Además, aconsejan limitar la ingesta de carne a menos de seis veces a la semana, consumir cuatro comidas con pescado, y entre dos y tres con legumbres, e introducir de cuatro a seis huevos. Estas recomendaciones se emiten tras haber comprobado que las raciones de carne han aumentado considerablemente en los últimos años.

En términos generales, lo más beneficioso para la salud es consumir frutas, verduras y pescado, siguiendo el patrón de la conocida dieta mediterránea. También es cierto que nuestro poder adquisitivo no es el mismo que tiempo atrás, por lo que es preciso encontrar alternativas para comer sano y barato. Algunas opciones asequibles y que no desequilibran la dieta en absoluto son el pollo, las legumbres y los huevos.

Con la llegada de las fiestas, algunos recurren a “dietas exprés” para combatir los excesos navideños. El vicepresidente del SEED apunta que es más importante prestar atención a lo que se consume durante todo el año. Al igual que no ocurre nada por comer de más durante Navidad, tampoco sirve ponerse a dieta durante una semana para compensar. No obstante, según un informe del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, se deberían reducir las grasas insaludables y comer de manera adecuada los días no festivos para controlar el peso y el riesgo cardiovascular.

Visto en 20 Minutos
Fotografía | Powerplantop

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.