El desayuno perfecto

El desayuno perfecto es aquel que incluye todos los nutrientes necesarios para enfrentar la jornada con energía suficiente
19 de diciembre de 2012
Etiquetas
desayuno perfecto

El desayuno perfecto debe incluir hidratos de carbono y proteínas | Rofi

Tomando un desayuno balanceado y completo afrontaremos la jornada laboral o escolar saciados y llenos de energía. Cuando hablamos de saltarse las comidas principales, no se aceptan excusas como “no tengo apetito”, “ya comeré algo más tarde” o “llego tarde a la oficina”. Un desayuno saludable y equilibrado ha contener todos los nutrientes en las cantidades adecuadas para que el organismo funcione desde primera hora del día, es decir, carbohidratos complejos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales.

¿Existe el desayuno perfecto? Desayunar es tan importante como disfrutar de unas horas de sueño reparador y profundo, para fortalecer así la salud física, psicológica y espiritual.

Como primer consejo, no te levantes de la cama y comas a toda prisa lo primero que encuentres, ni salgas de casa sin haber desayunado. Dedícale tiempo al desayuno, aunque ello suponga despertarse unos minutos antes.

El desayuno ideal debe incluir hidratos de carbono complejos, proteínas, grasas y también minerales y vitaminas

Ahora toma nota de lo que debe incluir un desayuno sano y nutritivo. Los hidratos de carbono representan la principal fuente de energía del cuerpo, por lo que no pueden faltar en la primera comida del día. La avena es uno de los cereales que mayores beneficios aporta y contribuye a controlar el hambre, además de los niveles de colesterol. También puedes optar por el muesli sin azúcar añadido o por otros cereales integrales de grano completo. Ante la duda, lee el etiquetado nutricional y huye de los que prometen una rápida pérdida de peso.

También es una sabia elección incluir frutas en el desayuno, al igual que durante el resto del día. No te olvides de las proteínas. Aunque la avena aporta proteínas por un tubo, puedes añadir a unas tostadas de pan integral unos 30 gramos de queso bajo en grasa o embutidos magros como la pechuga de pollo o pavo.

Evita los dulces para que no se produzcan los famosos picos de insulina por un alto contenido de glucosa en sangre. Si te apetece alguna “chuche”, puedes comer una onza de chocolate con alto porcentaje de cacao. Por otra parte, es preferible decantarse por la leche desnatada o semi que por la entera para tomar los cereales de desayuno, aunque también se pueden mezclar con leche de soja o con un yogur natural sin azúcar.

Para que no llegues con un hambre feroz a la siguiente comida del día, prepárate un tentempié a media mañana. Nada de barritas de cereales ni zumos envasados; es mucho mejor opción un par de piezas de fruta o una porción de frutos secos.

Estas son algunas pautas para elaborar un desayuno perfecto, pero ahora nos gustaría saber qué desayunas tú a diario y si incluyes algún otro alimento que no esté en la lista.

En Muy en forma | Desayuna fuerte y cena más ligero para conseguir adelgazar

7 Comentarios
  1. Pep
    Publicado el 20 julio, 2013 a las 21:50 | Enlace

    Yo desayuno una buena tosta untada

  2. Nelly
    Publicado el 14 mayo, 2014 a las 00:15 | Enlace

    desayuno soya y medio litro de yogur solamente

  3. Miguel Jara
    Publicado el 17 noviembre, 2014 a las 20:15 | Enlace

    Yo desayuno un 1/4 de leche desnatada con avena integral nueces y uvas pasas despues suelo tomar un té verde quisiera saber si es saludable, muchas gracias.

  4. Giuliana
    Publicado el 2 abril, 2015 a las 01:12 | Enlace

    A veces desayuno panqueques de avena y semillas, con fruta picada y yogur natural. Cuando tengo que hace deporte a media mañana, tomo un batido de yogur natural con algunas frutos rojos y unos trozos de piña. Avena, yogur y una porción de fruta es mayormente.

  5. Omar
    Publicado el 20 septiembre, 2015 a las 13:16 | Enlace

    Por lo general desayuno con avena en atol, combinado con alguna fruta, especialmente cambur o banana, o con panquecas de avena y queso cheddar para untar o en rebanadas.

  6. Zoe
    Publicado el 25 noviembre, 2015 a las 12:30 | Enlace

    Suelo desayunar licuados de frutas, como banana-pomelo. Cuando me dan las horas de la T4, le agrego algún fruto seco o semillas (como las de girasol). Siempre agrego un pan árabe, a veces blanco, otras el multi-cereal. En ocasiones le agrego leche de soja al licuado, o a lo que ya dije le sumo una taza de malta con esta leche. Cuando puedo tomar la levotiroxina temprano, me dejo preparado un pudding de chia desde la noche anterior. Este último es sin dudas mi mejor desayuno, porque me da saciedad hasta el almuerzo, ya que no puedo comer nada entre medio.

  7. Yari
    Publicado el 15 noviembre, 2016 a las 02:39 | Enlace

    Desayuno leche desatada con café endulso con miel de abeja 2 pan integral con queso crema también unas tostadas integrales, después de practicar deporte me da mucha hambre.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.