El componente picante del chile ayudaría a reducir la grasa abdominal

La capsaicina presente en el chile podría ser clave para reducir la grasa abdominal visceral, asegura un estudio
23 de mayo de 2012
chile picante grasa abdominal

El picante del chile, bueno para adelgazar y luchar contra la obesidad | Angélica P.

El modelo de hombres o mujeres con vientres sobredimensionados ya no está de moda y, a la larga, es un lastre para la salud. Cada vez más aumenta la demanda de cirugía por cuestiones estéticas, por y para lucir un abdomen plano y sin acumulación de grasa en la cintura. Ahora que llega el verano, y no se pueden disimular los michelines, es cuando más que nunca preocupa la grasa abdominal. En el caso de las personas que sufren obesidad no queda más remedio que pasar por el quirófano, o someterse a costosos tratamientos sin bisturí de por medio.

Di adiós a la barriga cervecera. Investigadores del estadounidense Brigham and Women’s Hospital revelan que la capsaicina podría ser nuestra aliada para reducir la grasa abdominal visceral –vamos, la comúnmente conocida como “curva de la felicidad”–. Este componente picante, que contiene el chile, es el responsable de la sensación de ardor que provoca al comerlo. La información expuesta deriva de un estudio publicado en el último número de la revista Digestive Diseases and Sciences.

Se ha probado su eficacia en dos procedimientos, vagatomía y desaferentación vagal. Para no entrar en lenguaje demasiado técnico, hablaríamos de cirugías que consisten en extraer el nervio vago en el primer caso, y de destruir sólo ciertas fibras nerviosas en el segundo, utilizando la capsaicina. Tras probar ambos métodos, los científicos llegaron a la conclusión de que la vagotomía reduce considerablemente la grasa abdominal visceral o “barriga cervecera”.

La desaferentación vagal también mostró una notable reducción de dicha grasa, pero en menor medida en comparación con la anterior. En cualquier caso, los expertos continúan trabajando para saber si en el futuro estas cirugías se podrán utilizar en seres humanos, y si la capsaicina se podrá aplicar directamente a las fibras vagales humanas, tal y como parece apuntar el estudio. La obesidad crece conforme avanza el tiempo, al igual que la demanda de cirugía, por lo que se continúa en la búsqueda de procedimientos menos invasivos.

En Muy en forma | Beber alcohol de manera reiterada provoca obesidad abdominal a largo plazo

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.