El color de la comida saludable

  • ◙  El Hospital de Massachusetts lleva a cabo una iniciativa para que los usuarios se decanten por productos saludables en las máquinas expendededoras
  • ◙  Se utilizaron códigos de color para diferenciar a los productos más saludables
15 de marzo de 2012
color comida saludable

¿Qué color tiene la comida saludable? | Somethingstartedcrazy

Podemos encontrarlas en nuestro lugar de trabajo, en grandes comercios o incluso en centros educativos. Las máquinas expendedoras se han convertido en un recurso para calmar nuestro apetito al momento, ya bien sea entre horas o en las comidas principales. El problema radica en que siempre acabamos optando por las opciones menos sanas, como la bollería o los snacks dulces. Pero por extraño que parezca detrás de esas vitrinas también hay otras alternativas, aunque no estén tan visibles.

Cuando estás delante de una de estas máquinas de vending, ¿qué producto sueles elegir? La respuesta parece sencilla: aquel que te apetezca en ese determinado momento. Sin embargo, a la hora de elegir uno de estos aperitivos hay otros factores que influyen en nuestra decisión, como el marketing. Los productos que han sido colocados estratégicamente a la altura de tus ojos son los que suelen acabar en tus manos.

Por suerte, aún es posible revertir la situación. El Hospital General de Massachusetts ha puesto en marcha una interesante iniciativa que haría que los usuarios se decantaran por los productos más saludables. A lo largo de nueve meses, nutricionistas y expertos en marketing establecieron una serie de medidas en la cafetería del hospital. En una primera fase clasificaron, mediante unos códigos de color, los alimentos y las bebidas. Les colocaron una pegatina de color rojo a aquellos que contenían más calorías y grasas, una de color verde a los intermedios y, finalmente, una de color amarillo a los más sanos.

A su vez implantaron carteles informativos para explicar el significado de este código de color, la frecuencia con la que se podía consumir cada producto y las diferencias a nivel calórico entre cada uno de ellos. Meses más tarde se dio luz verde a la segunda fase. Durante la misma se reorganizaron, de las cinco máquinas refrigeradas existentes, las bebidas frías, los sándwiches preparados y los fritos.

El agua mineral, las bebidas dietéticas, los lácteos bajos en grasa y los sándwiches vegetales se colocaron de modo que quedaban a la altura de los ojos de los usuarios. Por debajo de los mismos, y en otros estantes contiguos, situaron las bebidas más calóricas, así como las patatas y otros fritos. Al concluir el período de seguimiento obtuvieron los siguientes resultados: en la fase I y II las ventas de los alimentos y bebidas con pegatina roja –los menos saludables– disminuyeron considerablemente. Pero hay algo aún más alentador: también aumentó de manera notable el consumo de alimentos verdes y de bebidas sanas.

Este estudio demuestra que una intervención a tiempo puede ser eficaz para mejorar nuestros hábitos alimenticios, sin necesidad de modificar los precios ni la variedad de productos.

En Muy en forma | Los cubiertos y los platos podrían influir en la percepción de lo que comemos

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.