El cabracho, un pescado muy nutritivo

El cabracho es un pescado semigraso que destaca por ser fuente de proteínas de alto valor biológico. Concentra vitaminas del grupo B y minerales como el fósforo, potasio y selenio. Aporta aproximadamente 100 calorías por cada 100 gramos y resulta fácilmente digerible
19 de julio de 2013
Etiquetas
cabracho pescado

El cabracho, un pescado repleto de propiedades y beneficios nutricionales | Hotel G.

El cabracho, conocido también como “diablo del mar” por su llamativo color rojizo, pertenece al grupo de los pescados blancos. Aunque sea propio de las aguas del Atlántico nororiental, también se halla en abundancia en las costas de las Islas Canarias, Madeira, Azores y en el mar Mediterráneo.

A nivel nutricional, el cabracho se considera una fuente de proteínas de alto valor biológico, aunque también presenta un relevante contenido en vitaminas del complejo B.

Es su riqueza en vitamina B12 la que lo hace destacar sobre el resto de pescados, aunque no concentra cantidades tan elevadas como las presentes en carnes, huevos y quesos. En lo que a minerales respecta, el cabracho posee potasio, fósforo y magnesio, micronutrientes imprescindibles para el óptimo funcionamiento del sistema nervioso y la actividad muscular.

Aporta alrededor de 100 calorías por cada 100 gramos de porción comestible y, por su fácil digestibilidad, es especialmente recomendable para niños y ancianos, así como para personas que sufren problemas estomacales y las que llevan regímenes pobres en grasas. Eso sí, siempre que se emplee la técnica culinaria adecuada para no estropear la dieta.

Existen diversas maneras de preparar el cabracho que pueden hacer que tanto los peques como los mayores lo coman sin protestar, beneficiándose de sus propiedades nutritivas. Una sopa con cabracho desmigado, unas croquetas o un pastel de cabracho son algunas de las propuestas más usuales.

Este pescado también puede cocinarse a la plancha o asado, retirando previamente las espinas, y acompañar a cualquier otro plato o alimentos que más agraden al paladar. Por ejemplo, podemos incluirlo en una receta de arroz o de pasta o servirlo junto a una guarnición de vegetales y hortalizas.

Si quieres conocer más acerca de este nutritivo pescado, deberías saber que el desafiante Scorpaena scrofa, nombre científico que recibe el cabracho, habita en fondos rocosos y se alimenta básicamente de crustáceos, moluscos y pequeños peces que consigue capturar gracias a su técnica de camuflaje, y que pertenece a a la familia de los escorpénidos. En otras partes del mundo reciben también el nombre de rascacio colorado o kabrarroka.

En Muy en forma | El fletán, un pescado ideal para dietas bajas en calorías

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.