Ejercicios para lucir unos glúteos firmes y libres de celulitis

Realizar ejercicios específicos para glúteos te ayudará a fortalecerlos y a impedir la acumulación de grasa en la zona
20 de octubre de 2012
Etiquetas,  
gluteos ejercicios

Entrenar los glúteos te ayudará a aumentar tu fuerza y agilidad | Mrtopp

Además de prestar atención a la dieta, es necesario activar el metabolismo para tonificar la musculatura. Conseguir unos glúteos firmes y sexys supone un todo un reto, dado que es una de las zonas más propensas a la formación de cúmulos de grasa que derivan en celulitis y flacidez. Una alimentación equilibrada, con la suficiente hidratación, contribuirá a eliminar toxinas y a frenar la acumulación de grasa, y los ejercicios adecuados ayudarán a fortalecer los glúteos y a que mantengan la curva natural bien definida.

Si quieres presumir de trasero, has de tener más en cuenta aquellos deportes que centren el esfuerzo en la zona inferior del tronco, aunque cualquier actividad aeróbica puede ser útil para lograr tu objetivo. El patinaje, la bicicleta y la natación consiguen que los músculos de las piernas se pongan en movimiento, al tiempo que hacen trabajar duro a los glúteos. Algo tan sencillo como subir y bajar escaleras también es una buena opción para incrementar su firmeza.

Siendo constante, verás que el esfuerzo merece la pena y pronto notarás los resultados

Créeme cuando te digo que me encantaría que el cuerpo humano eliminara grasa de manera selectiva. Pero como la realidad es otra, te propongo realizar una serie de ejercicios específicos para los glúteos, al menos tres veces por semana o durante unos minutos cada día. Puedes combinarlos como te apetezca, sin tener que hacer la serie completa. No olvides realizar un calentamiento previo y estirar una vez finalices la tabla para relajar los músculos.

Empezaremos con la zancada flexionada. De pie, recta y con las piernas juntas, da una zancada flexionando la rodilla y manteniendo la otra pierna estirada. Haz rebotes suaves durante unos segundos y repite la operación con la pierna contraria. Realiza series de 10-15 repeticiones.

Acto seguido, de pie, apóyate lateralmente en una pared, silla o barandilla. Eleva la pierna hasta la altura de la cadera y vuelve a bajarla lentamente hasta que ambas se junten de nuevo. Gira y vuelve a hacer el ejercicio, como mínimo, en 10 ocasiones, también con la pierna contraria. En la misma posición inicial da un pequeño salto mientras elevas una de las rodillas hasta el pecho, y estira los brazos de manera simultánea. Repite la operación con la otra rodilla y haz series de 8 repeticiones con cada pierna.

Ahora túmbate en el suelo boca arriba, sobre una colchoneta, flexiona las rodillas y extiende los brazos a lo largo del cuerpo. Trata de elevar únicamente la pelvis todo lo que sea posible y mantén la postura unos segundos. Pronto notarás que los glúteos se contraen. Repite de la operación entre 8 y 10 veces.

Finalmente, colócate de perfil y dobla ligeramente las rodillas; quedarán una sobre la otra. Manteniéndolas flexionadas, eleva la rodilla superior y bájala nuevamente. Repite el ejercicio unas 10 veces de cada lado. Adopta la postura “a cuatro patas” y estira primero uno pierna y a continuación la siguiente, intentando que tu rodilla se acerque lo máximo posible al pecho. Realiza series de 10 repeticiones.

En Muy en forma | Zancadas laterales para tonificar glúteos y muslos

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.