Ejercicios para glúteos

Ejercicios para glúteos para conseguir un pompis tonificado, fuerte y bien definido
9 de abril de 2012
Etiquetas
Ejercicios para gluteos

Ejercitar los glúteos ayuda a prevenir lesiones | Lululemon A.

Una de las partes del cuerpo que más nos preocupa son los glúteos. Hasta las estadísticas lo corroboran: más de la mitad de las mujeres afirman que en lo que primero que se fijan al conocer a un hombre es en sus posaderas; ni en las manos, ni en el color de sus ojos, ni en su sonrisa, directamente clavan la mirada en el trasero. Podríamos decir que ellos lo tienen algo más fácil, ya que tienden a acumular grasa en la zona abdominal. Sí, la descomunal barriga cervecera o curva de la felicidad. Hay féminas a las que atrae esa barriga de proporciones majestuosas, otras en cambio prefieren taparse los ojos ante tal antiestética visión.

Por el contrario, las mujeres solemos acumular grasa en la zona de los glúteos y en los muslos. Las temidas “cartucheras” de las que tanto nos cuesta librarnos, pese a que le hayamos declarado una guerra sin tregua. Pero ¿es tan difícil como parece conseguir unos glúteos de acero? Si te lo propones y eres constante, no. Y vamos a demostrártelo. Si acudes a un gimnasio con frecuencia, sabrás que existen determinados ejercicios efectivos para fortalecer y tonificar esta zona.

Son muchos los que pisan la sala de musculación con un sólo objetivo: lucir un pompis de escándalo, aunque no reparan en que se trata de un grupo muscular amplio, con mayor número de fibras, que hay que trabajar lo suficiente y entrenar en profundidad. Así que hoy te proponemos una serie de ejercicios para conseguir unos glúteos firmes y bien definidos. Podrás realizarlos sin problema alguno en casa o al aire libre, ya que no es necesario ningún tipo de equipamiento.

Sentadilla

Por lo general, trabajamos los glúteos cuando entrenamos las piernas. Aunque no incidimos en ellos, el entrenamiento es indirecto y los resultados no son tan visibles como esperamos. Vamos a ver cuáles son a ciencia cierta los ejercicios más eficaces para fortalecer la zona. Uno de los imprescindibles en la lista es la clásica sentadilla, que nos permite ejercitar todos los músculos del muslo, la cadera y por supuesto los glúteos.

Patada posterior

La patada de glúteos hacia atrás o patada posterior es más que recomendable. Llevaremos la pierna hacia atrás como si fuésemos a golpear un objeto, manteniendo apoyadas las rodillas y la espalda recta en todo momento. Notaremos como el músculo se contrae mientras elevamos una de las piernas o volvemos a la posición inicial. Con este movimiento lo que conseguimos es aislar la zona y concentrar la carga en los glúteos.

Zancada

La zancada o lunge también es uno de los ejercicios más completos a la hora de trabajar el pompis, ya que estimula tanto los glúteos como los muslos. El trabajo es directo e intenso, aunque no supera a la patada posterior o lateral. Nos colocaremos de pie, con los pies ligeramente separados, procurando mantener siempre la curvatura natural de la espalda y el abdomen contraído. Desde esta posición desplazaremos una de las piernas hacia delante mientras flexionamos la rodilla formando un ángulo de unos 90º.

Si los pruebas y sobrevives, verás que no es tan complicado tonificar los glúteos. Eso sí, para obtener óptimos resultados y reforzar la musculatura, no basta con acudir a las clases dirigidas que más nos gusten. Tenemos que dedicarles su tiempo y realizar como mínimo tres o cuatro ejercicios enfocados en exclusiva a esta zona. Ahora llega el momento de ponerlos en práctica, así que ¡mucho ánimo y a por ello!

En Muy en forma | Cómo hacer sentadillas con ‘fitball’ o pelota suiza

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.