Ejercicio y embarazo

Durante el embarazo, se aconseja a las mujeres embarazadas realizar ejercicios cardiovasculares, de tonificación y flexibilidad, para mantenerse activas
10 de abril de 2013
Etiquetas
ejercicio embarazo

También a las embarazadas se les recomienda practicar deporte y ejercicio físico | Joint B.

En un ciclo biológico tan importante como el embarazo también deberíamos tener presente la actividad física. El ejercicio físico como hábito saludable es fundamental en cualquier etapa de la vida para mantener el organismo en perfecto estado, y el estado de gestación no es la excepción. Ni representa un impedimento ni conduce al sedentarismo. Todo lo contrario. Ejercitarse durante el embarazo se traduce en grandes beneficios para la futura mamá y también para el bebé.

Si el embarazo sigue su curso habitual, no hay razón para suspender ni restringir la actividad física. De hecho, los expertos aconsejan dedicarle a la misma al menos 30 minutos durante cinco días a la semana, a intensidad baja o moderada. Urge fomentar este estilo de vida saludable, ya que el 68% de las embarazadas no realizan el ejercicio físico recomendado durante la gestación, y tampoco lo hacían antes de estar en estado. Y lo que es más preocupante, el 20% de las mujeres no practica ninguna actividad física en su tiempo de ocio. Estas son las cifras que arroja un reciente estudio. El nivel de implicación y participación deportiva de la población femenina es realmente bajo.

Ejercicio, beneficioso para la madre y el bebé

Los ejercicios más recomendables durante el embarazo serían los de tipo cardiovascular, de tonificación y flexibilidad. Los primeros irían destinados a mejorar la circulación sanguínea y el sistema cardiorespiratorio de la mujer gestante y del feto, mientras que los ejercicios de tonificación y flexibilidad previenen la debilidad de los tejidos y favorecen la movilidad antes y después del parto. Además, practicar ejercicio durante el embarazo disminuye la posibilidad de partos prematuros, tal y como afirma una investigación.

Aunque depende en gran medida del entrenamiento y el estado físico previo de la futura madre, algunas de las actividades deportivas que se aconsejan durante el embarazo son las siguientes: yoga, pilates, natación, baile y ejercicios aeróbicos de bajo impacto. También podríamos sumar ejercicios con pesas y estiramientos, evitando aquellas disciplinas que impliquen riesgos de caídas, incluyan saltos o apoyo por un tiempo prolongado sobre el vientre.

En Muy en forma | Deporte después del parto: ¿en qué momento retormarlo?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.