Ejercicio aeróbico y ejercicio anaeróbico: diferencias y beneficios

La principal diferencia entre el ejercicio aeróbico y el anaeróbico reside en la presencia de oxígeno y en la intensidad de la actividad
22 de Julio de 2014
ejercicio aerobico anaerobico

Nadar es un deporte que precisa oxígeno, por lo que lo clasificamos como ejercicio aeróbico | Dvidshub

A menudo escuchamos a entrenadores, médicos especializados en deporte u otros profesionales de la actividad física hablar de dos conceptos que hacen alusión a la manera que tiene el organismo de obtener la energía: ejercicio aeróbico y ejercicio anaeróbico. Son términos que a todos nos suenan porque figuran en revistas deportivas y se repiten constantemente en el gimnasio. ¿Cuál es la diferencia entre ejercicio aeróbico y ejercicio anaeróbico? ¿Qué beneficios aportan? ¿Cuál es el más adecuado para adelgazar? ¿Y el óptimo para la salud? Te lo contamos todo a continuación.

Ejercicio aeróbico

Se denomina ejercicio aeróbico (también denominado cardio) a aquel que precisa oxígeno, mientras que en el anaeróbico no hay necesidad de O2. Es mucho más fácil de entender con ejemplos, así que veamos algunos: correr, pedalear, bailar o nadar son actividades que requieren esfuerzo constante y se basan en la resistencia muscular y la capacidad cardiovascular, lo que llamamos ejercicio aeróbico. 

Frecuentemente, se recurre a este tipo de ejercicio para quemar grasa y perder peso, y se combina con anaeróbicos con el fin de lograr un incremento de la masa muscular. El término aeróbico engloba aquellas actividades de media o baja intensidad que se pueden realizar durante períodos de tiempo prolongados. Como ya hemos apuntado, en este caso el organismo demanda oxígeno para quemar grasas e hidratos de carbono. La frecuencia cardíaca oscila entre las 120 y 170 pulsaciones por minuto.

Ejercicio anaeróbico

El término anaróbico designa a los ejercicios explosivos, de gran intensidad y corta duración, donde el músculo trabaja sin oxígeno: levantar pesas, carreras de velocidad, artes marciales, saltos en pruebas de atletismo, etc.

Las actividades o ejercicios anaeróbicos van enfocados a fortalecer el sistema musculoesquelético, a aumentar el rendimiento corporal y tonificar la musculatura. El ritmo cardíaco parte de las 180 pulsaciones por minuto.

El ejercicio anaeróbico se clasifica en dos tipos: aláctico y láctico. El primero de ellos abarca esfuerzos explosivos de corta duración (de 0 a 16 segundos), donde la presencia de oxígeno es casi nula. Un ejemplo de ello lo encontramos en carreras cortas o sprints. Por su parte, en el ejercicio anaeróbico láctico englobaríamos a todas aquellas actividades físicas que no duran más de 3 minutos.

Cuestión de salud: ¿mejor ejercicios aeróbicos o anaeróbicos?

Hay que tener en cuenta que ambos tipos de ejercicio, aeróbico y anaeróbico, intervienen en la actividad física, pero, como existe predominancia de uno de ellos, lo correcto sería decir que un ejercicio es predominantemente aeróbico o anaeróbico.

Aunque la elección de una u otra modalidad obedezca a los objetivos que nos hayamos marcado, se recomienda combinar y alternar ejercicios de larga duración y de intensidad suave con series cortas e intensas durante el entrenamiento, tanto para mantener un buen estado de salud como para obtener mejores y más completos resultados en lo que respecta al desempeño físico o deportivo.

En Muy en forma | Resistencia aeróbica y anaeróbica

Un comentario
  1. Franco
    Publicado el 25 Noviembre, 2014 a las 18:43 | Enlace

    Esta bien el tema solo cambiaria de “quemar grasas” a metabolizar asi hablamos con propiedad xq la grasa no se quema…..

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.