Efectos del alcohol en el organismo

Beber alcohol en exceso pasa factura a largo plazo en el organismo. Se relaciona con diversos tipos de enfermedades y trastornos, además de ser una de las principales causas de muerte prematura.
16 de octubre de 2014
Etiquetas
efectos alcohol organismo

El consumo excesivo de alcohol tiene graves efectos sobre el organismo | Muyenforma.com

El consumo excesivo de bebidas alcohólicas entraña graves riesgos para el organismo. Beber alcohol es un acto que se repite de manera frecuente a edades cada vez más tempranas. Si bien la ingesta esporádica de bebidas fermentadas como el vino o la cerveza, con moderación o en dosis bajas, no parece tener un efecto perjudicial en la salud, el abuso prolongado de alcohol causa alteraciones cerebrales y puede provocar la muerte de un gran número de neuronas.

A esa parte de la población que aún duda de los efectos nocivos del alcohol en la salud le recomendaríamos revisar informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que recogen datos y cifras muy preocupantes: el alcohol no solo es, junto al tabaco, la sustancia que más eleva el riesgo de padecer enfermedades, sino también la tercera causa de muerte prematura a escala global. Numerosos estudios demuestran que beber alcohol en exceso afecta al cuerpo más de lo que en principio creemos.

Consumo de alcohol y problemas de salud

El consumo desmesurado de bebidas alcohólicas o espiritosas se asocia con más de 200 enfermedades y problemas de salud. Sabemos que hay una relación causal entre la ingesta de alcohol y la incidencia de lesiones mentales, trastornos del comportamiento, enfermedades cardiovasculares, afecciones pulmonares, daños óseos y musculares y distintos tipos de cáncer, así como también problemas en el sistema digestivo, especialmente en el hígado, a lo que se sumaría un mayor riesgo de padecer accidentes de tráfico y sufrir traumatismos relacionados con la violencia interpersonal.

El alcohol causa daños irreversibles en el cerebro de personas que están en proceso de crecimiento, los cuales experimentan síntomas como pérdida de memoria, hiperactividad y dificultades en el aprendizaje. Puntualizamos que la pérdida de neuronas se daría en casos de alcoholismo crónico y en edades avanzadas, no en el consumo compulsivo de bebidas alcohólicas durante los fines de semana. Lo que sí provoca una borrachera son lesiones neurológicas por los efectos del etanol sobre el sistema nervioso.

Por otra parte, la ingesta de alcohol durante el embarazo puede provocar síndrome alcohólico fetal y otras complicaciones durante la etapa de gestación.

¿Qué entendemos por consumo moderado de alcohol?

El cuerpo es capaz de tolerar un consumo mesurado de alcohol. Pero ¿cuál es la cantidad que determina si nos estamos excediendo al tomar bebidas alcohólicas? Por consumo moderado se entiende una ingesta de 10 a 30 gramos de alcohol al día. En el caso de las mujeres el límite estaría en torno a 10 gramos, dado que metabolizan el alcohol peor que los hombres y su volumen corporal es menor. Unos 20-30 gramos de alcohol equivaldrían aproximadamente a dos bebidas alcohólicas: una lata de cerveza, un vaso de vino o una copa de bebidas de alta graduación (whisky, ron, vodka…).

Conociendo los efectos del alcohol en el organismo y los riesgos que genera su consumo, cada cual es libre de tomar bebidas alcohólicas amparándose en el ligero efecto beneficioso que tienen en dosis bajas o moderadas. Sin embargo, parece estar claro que, por cuestiones de salud, cuanto menos alcohol tomemos, mucho mejor. Y si algún día, por el motivo que sea, te excedes con su ingesta, siempre podrás recurrir a ciertos remedios para combatir la resaca

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.