» » Ectomorfo, mesoformo y endomorfo

Ectomorfo, mesoformo y endomorfo

Los tipos somáticos o biotipos se establecen teniendo en cuenta factores como el metabolismo, la masa muscular, la constitución ósea o la capacidad para almacenar grasa

30 de julio de 2013
Ectomorfo mesoformo endomorfo

Bruce Lee, Ryan Reynolds y Shaquille O’neal, tres claros ejemplos de somatotipos ectomorfo, mesoformo y endomorfo, respectivamente

Habrás observado que algunas personas tienen tendencia a engordar a poco que descuidan la dieta, mientras que otras se mantienen en su peso coman lo que coman y sin apenas hacer ejercicio físico. Puesto que tenemos cuerpos muy dispares, más o menos musculados, gráciles, con curvas, atléticos, de complexión fuerte, delgada, etc., estos se clasifican en somatotipos atendiendo al metabolismo, la constitución ósea, la masa muscular, la predisposición a almacenar grasa y otras características o cualidades físicas.

Entendemos por biotipo o tipo somático a la forma física del cuerpo humano, el cual viene determinado por la genética. Son tres las categorías que encontramos en la clasificación científica de la forma corporal establecida por William Sheldon allá por el año 1940: ectomorfo, mesoformo y endomorfo.

Ectomorfo

Los individuos que pertenecen a este tipo somático se caracterizan por poseer extremidades largas y una estructura ósea delgada. Suelen estar por debajo del peso “normal” y tienen dificultades para ganar peso y músculo, además de tener un bajo porcentaje de grasa corporal.

Un ejemplo de cuerpo ectomorfo sería el de Bruce Lee.

Mesoformo

Tienden a ser atléticos por naturaleza y a desarrollar la musculatura con facilidad, aun sin entrenar con constancia y seguir una rigurosa dieta. Tienen predisposición a ganar masa muscular y a no almacenar grasa, por lo que este sería el tipo de cuerpo más agraciado genéticamente.

Ryan Reynolds y la mayoría de culturistas profesionales entran en esta categoría.

Endomorfo

Por su tendencia al sobrepeso, es considerado el tipo de cuerpo más sufrido de la clasificación. Mantener un índice de grasa corporal bajo es todo un reto para los individuos endomorfos, aunque la parte positiva es que consiguen tener fuerza y una buena base muscular fácilmente. Al contrario que los ectomorfos, han de centrar sus esfuerzos en quemar grasas, mientras que los primeros deben esforzarse en ganar masa magra.

Shaquille O’neal ejemplifica este tipo de cuerpo con predominio del tejido adiposo.

No son categorías cerradas, algunas personas reúnen las características distintivas de dos de ellos. ¿Cuál es tu somatotipo: ectomorfo, mesoformo o endomorfo?

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.