Durante las vacaciones de verano engordamos hasta cinco kilos

El verano es la época perfecta para descargar la mente y relajarnos, pero también para engordar. Los expertos estiman que durante las vacaciones podemos engordar entre dos y tres kilos de media
2 de agosto de 2012
Etiquetas,  
verano engordar

No descuides tu dieta en verano | Dave J.

Sol, playa, buen tiempo, relax y kilos de más, una combinación explosiva. Con el verano ya definitivamente instalado, buena parte de la población se relaja y se olvida de la “operación bikini”. Las vacaciones vienen fatal para mantener la línea, ya que, tras semanas haciendo ejercicio y evitando caer en tentaciones, todo el esfuerzo se evapora. Según los expertos, cuando llevamos unos días de descanso, hacemos borrón y cuenta nueva en la dieta.

Los nutricionistas advierten de que en el período estival engordamos entre 2 y 3 kilos de media. Como si cuidarse tuviera fecha de caducidad. Cambiamos el “chip” y perdemos esos buenos hábitos que llevamos el resto del año, preocupándonos menos por seguir una vida sana. El aumento de peso suele oscilar entre 2 y 3 kilos, lo cual tiene una doble lectura: habrá personas que engorden, pudiendo incluso llegar hasta los 5 kilos, y otras que no aumenten de peso significativamente.

¿Dónde está la raíz del problema? Dejar los deberes para última hora tiene consecuencias nefastas que se traducen en calorías de más. Justo antes de las vacaciones procuramos cuidar la alimentación al máximo, pero una vez que dan el pistoletazo de salida todo es válido. Los atracones continuos de helado, el tapeo y las cañas son algunos culpables. El peso no se pierde con la misma facilidad que lo recuperamos y, desde el punto de vista metabólico, las ganancias de peso rápidas son perjudiciales.

Si cogemos unos tres o cuatro kilos en verano y los perdemos deprisa, reducimos masa corporal, por lo que el porcentaje de grasa es mayor. A largo plazo esto favorece a que ganemos peso fácilmente. Aunque en los bares y restaurantes la comida se cocine con una mayor cantidad de grasa, siempre es posible seleccionar alimentos menos nocivos. Los expertos recomiendan eludir los postres muy elaborados, los fritos, los rebozados y las salsas, así como limitar el consumo de alcohol.

Esto no quiere decir que durante las vacaciones debamos privarnos por completo de lo que se consideran alimentos menos saludables. Hay que apostar por mantener una dieta equilibrada y no restrictiva, tomar frutas y verduras, beber mucha agua y aprovechar el tiempo libre para hacer deporte.

En Muy en forma | 5 consejos para conseguir un vientre plano este verano

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.