Dulce de leche

Para preparar un dulce de leche realmente sabroso únicamente vamos a necesitar una lata de leche condensada
2 de julio de 2013
Etiquetas,  ,  
dulce leche

Aprende a preparar tú mismo, en casa, dulce de leche | Joy

El dulce de leche es uno de los postres más representativos de América Latina. Se trata de una variante caramelizada de la leche, que recibe distintos nombres según el país en el que se consume (manjar, arequipe, cajeta, confiture de lait…), y se utiliza en preparaciones tan apetecibles y exquisitas como pasteles, helados, crepes, flanes o alfajores.

Este tradicional postre de origen desconocido deleita paladares en todo el mundo, sobre todo los de los más golosos y dulceros. Hoy en día se comercializa dulce de leche de buena calidad en la mayoría de supermercados, y estarás de acuerdo conmigo en que no está nada mal para salir de un apuro. Sin embargo, preparar dulce de leche en casa es realmente fácil y se obtienen extraordinarios resultados. Requiere de un poco de paciencia y tres ingredientes básicos: leche, azúcar y esencia de vainilla. A fin de evitar el proceso de remover constantemente la leche hasta que caramelice y acabar añadiendo demasiada azúcar, tomaremos un atajo para hacer dulce de leche casero.

Ingredientes

Una lata de leche condensada (normal o desnatada) y una cucharadita de esencia de vainilla (opcionalmente).

Preparación

Una forma de preparar dulce de leche en casa consiste en poner una o varias latas de leche condensada al horno y cocinarlas al baño María aproximadamente unas dos horas. También podemos verter la leche condensada en un molde para hornear, añadir la esencia de vainilla o canela, cubrirlo con papel de aluminio y colocarlo dentro de otro molde con agua para finalmente hornearlo durante unas tres horas.

Pero hay un método aún más sencillo para elaborar un delicioso dulce de leche que se come a cucharadas. Coloca la lata de leche condensada en una olla con agua y ponla a hervir. Deja cocinar a fuego lento entre dos y tres horas, procurando que no se evapore todo el agua. Cuando saques la lata de leche la olla, déjala enfriar completamente antes de abrirla. Y voilà, así obtendremos un dulce de leche de consistencia cremosa, color acaramelado y delicioso sabor.

Ahora que ya conoces todos sus secretos y tienes la receta más fácil del mundo para hacer dulce de leche, lo extraño sería que siguieras comprándolo envasado y no te animaras a elaborarlo tú mismo en casa en cantidades industriales.

En Muy en forma | Natillas caseras

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.