Dispepsia funcional

Se denomina dispepsia funcional al malestar o dolor en la parte alta del abdomen que ocurre de manera esporádica. En la dispepsia de tipo funcional no hay una enfermedad evidente o demostrable que justifique la sintomatología. Algunos de los síntomas característicos de esta afección son hinchazón abdominal, ardor o acidez, náuseas, vómitos, etc.
11 de junio de 2015
Etiquetas
dispepsia funcional

El alcohol, a evitar de la dieta si se padece dispepsia funcional | Christopher S.

Se conoce como dispepsia al malestar, dolor o incomodidad en la parte superior del abdomen que en ocasiones se acompaña de náuseas, vómitos, acidez y digestión pesada. Esta afección se clasifica en dos grandes grupos: la dispepsia orgánica, con una causa identificada, y la dispepsia funcional.

La dispepsia funcional es una de las afecciones leves más frecuentes en los centros de atención primaria. En este tipo de dispepsia no existe una enfermedad orgánica demostrable que explique las molestias, es decir, todo parece normal excepto la sintomatología que presenta el paciente.

A diferencia de la dispepsia ocasional, que apenas dura unos días, para el diagnóstico de la dispepsia funcional se establece una duración mínima de los síntomas de 12 semanas, no necesariamente consecutivas.

Causas

Aunque se desconocen las causas exactas de la dispepsia funcional, hay varios factores que pueden estar relacionados o influir en la sintomatología del dispéptico. Se cree que las molestias pueden estar debidas a la alteración o el mal funcionamiento del tubo digestivo (desorden en los movimientos peristálticos y aumento de la sensibilidad del estómago y el duodeno).

También se evidencia un vínculo entre las situaciones de agobio y estrés y el agravamiento de los síntomas de la dispepsia funcional. Aunque la bacteria Helicobacter pylori se ha detectado en el estómago de algunos dispéptico, la erradicación de la misma no ha supuesto una notable mejora en la sintomatología.

Con la información de que la se dispone actualmente, y pese a que produzca síntomas en un pequeño grupo de pacientes, no se puede afirmar que la infección por Helicobacter pylori es una causa de dispepsia.

Síntomas

La propia definición de dispepsia nos proporciona pistas sobre sus síntomas más característicos: dolores o molestias reiterativas en la zona abdominal que suelen guardar relación con transgresiones dietéticas y consumo excesivo de alcohol.

Aparte de sensación de plenitud o saciedad precoz e hinchazón abdominal tras las comidas, frecuentemente los dispépticos sufren acidez gástrica, ardor de estómago, regurgitaciones, náuseas matutinas, a veces con vómitos, y pérdida de apetito.

No todas las personas con dispepsia experimentan los mismos síntomas. Mientras que en unos pacientes los eructos y la distensión abdominal son más acusados, en otros predominan los ardores o la sensación de pesadez en el estómago que se alivia con la ingesta de alimentos.

Junto con las digestivas, pueden aparecer manifestaciones como dolor de cabeza, mareos, insomnio, irritabilidad, dolores musculares, etc.

Tratamiento

En la comunidad médica no hay consenso sobre cuándo y de qué manera tratar la dispepsia funcional. En general, hay dos líneas de actuación: tratamiento farmacológico y no farmacológico. Hacemos un alto en el camino para aclarar que no existe una terapia específica para la dispepsia funcional, y que muchos pacientes no necesitan un tratamiento farmacológico.

El tratamiento no farmacológico comprende una serie de modificaciones en los hábitos alimenticios y el estilo de vida: dejar de fumar, evitar la ingesta abusiva de alcohol, hacer un uso racional de medicamentos que causen molestias digestivas, comer despacio, masticando bien la comida, evitar alimentos grasos y practicar ejercicio físico.

Las infusiones de plantas (hierba luisa, boldo, manzanilla, menta, poleo, regaliz) constituyen uno de los remedios naturales que pueden ayudar en caso de dispepsia.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.