La 'polémica' dieta de Steve Jobs

Steve Jobs era vegetariano. Tras su muerte, se han conocido más datos sobre la estricta dieta que llevaba a cabo, como por ejemplo que realizaba con frecuencia ayunos y purgas
31 de octubre de 2011
dieta steve jobs

La dieta de Steve Jobs, en entredicho | Sigalakos

Después de su fallecimiento, Steve Jobs, el genio todopoderoso de Apple, sigue estando en la memoria de millones de seguidores que lo consideran una auténtica leyenda. Este magnate de los negocios y auténtico revolucionario de la era tecnológica pasará a la historia no solo por haberse convertido en el eje central de la prestigiosa compañía estadounidense. Tras la publicación autorizada de su biografía, hemos podido conocer muchos detalles sobre sus hábitos alimentarios, una información que al ver la luz ha generado gran controversia.

A pocas personas les tomará por sorpresa que Steve Jobs era vegetariano. Lo que desconocíamos por completo eran los entresijos de su alimentación. Desde joven seguía dietas extremas durante semanas, que se basaban en el consumo de uno o dos tipos de vegetales, como por ejemplo las zanahorias, los esparrágos o el brécol.

Según los datos publicados, cuando Apple apenas había cumplido dos años de vida, Jobs prácticamente se alimentaba de fruta, a sabiendas del desequilibrio nutricional que supone excluir ciertos grupos de alimentos. Era frecuente que el presidente ejecutivo de Apple realizara purgas y ayunos, un hábito que consideraba purificador. Además, solía entender la digestión como un proceso en el que se desperdiciaba demasiada energía.

Estas ideas podrían deberse a la influencia que ejerció sobre Jobs la lectura de un bestseller de los setenta, Diet for a small Planet. Al parecer, dicho libro podría haber hecho mella en la alimentación de este célebre mito, que no reparaba en tratar de convencer al resto de mortales sobre su postura.

Después del trasplante de hígado al que fue sometido, Steve Jobs decidió centrar su alimentación en batidos de frutas. Incluso cuando su enfermedad se agravó continuaba realizando ayunos, desatendiendo los consejos de sus familiares y de los médicos que trataban el caso.

Según la biografía, hechos como estos habrían generado tensiones en su círculo más íntimo, que contemplaban atónitos, con impotencia y desesperación, cómo su preocupación casi obsesiva por la comida iba en aumento.

Hay quienes han llegado a afirmar que Jobs era diferente en todas las facetas de su vida y que su carácter místico le había llevado a pensar que, mediante la abstinencia, lograría llegar a un estado de iluminación. Para otros, solo se trata de un desorden alimenticio de la dieta excéntrica de un ser que fue capaz de convertir en oro todo lo que caía en sus manos.

En Muy en forma | La dieta del zumo, el peligroso régimen que siguen algunas ‘celebrities’

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.