Dieta sin verduras: ¿imposible?

Incluir frutas y verduras en la dieta es fundamental en cualquier dieta sana y equilibrada por su aporte en fibra, minerales y vitaminas
3 de octubre de 2013
Etiquetas
dieta sin verduras

¿Una dieta sin verduras? No, gracias | Charles H.

Disfrutaste de las vacaciones plenamente y no te privaste de nada en absoluto: helados, pizzas, dulces, refrescos y algunos tragos de más. Estas y otras “delicias” que saboreamos este verano frente a paisajes hermosos y en buena compañía aportaron placer momentáneo, pero también calorías extra.

Con la vuelta a la rutina, toda la felicidad que antes nos embriagaba desaparece al mirarnos al espejo y comprobar que la ropa nos queda más ajustada o no nos entra, que hemos ganado peso. Así comienza la carrera por perder esos kilos de más para sentirnos mejor cada día.

El primer paso para adelgazar suele ser empezar una dieta que se adapte a nuestros hábitos, estilo de vida y “debilidades”. En lugar de consultar a un experto nutricionista, nos encomendamos a Google para encontrar un plan de alimentación efectivo que implique el mínimo esfuerzo y contemple nuestras preferencias o aversión hacia ciertos alimentos.

Una dieta sin verduras ¿es posible? Existir, existen. En la red de redes muchas páginas recomiendan dietas de adelgazamiento –de dudosa o nula efectividad– que proponen eliminar o reemplazar las verduras a quienes no les agrada o les aburre comer vegetales diariamente. Una vez más proclamamos los beneficios de incluir frutas y verduras en el marco de lo que se considera una dieta sana y equilibrada.

Consecuencias de no comer frutas y verduras

Sin frutas y verduras las defensas del organismo se reducen, puesto que concentran antioxidantes y micronutrientes esenciales para mantener sano nuestro sistema inmune. La vitamina C se encuentra casi exclusivamente en estos alimentos, y su déficit puede dar lugar a anemia, problemas de coagulación, defensas bajas, etc.

El riesgo de no alcanzar la cantidad de fibra recomendada también incrementaría si no se consumen frutas y verduras, llegando a sufrir molestias digestivas e intestinales como el estreñimiento.

Todo podría empeorar antes de mejorar. Si tu propósito es perder peso para sentirte más atractivo, es un error que los vegetales y las frutas desaparezcan de la dieta. Contienen carotenos y favorecen el cuidado de la piel, por lo que inciden en nuestra belleza. Como la imagen no está por encima de todo, sumamos otras consecuencias más graves de no comer frutas y verduras de manera habitual: mayor riesgo de padecer problemas cardiovasculares o enfermar por otras causas.

Por salud y por estética, es fundamental que incorporemos estos alimentos a la dieta para evitar carencias de vitaminas y minerales y prevenir enfermedades.

En Muy en forma | Adelgazar con salud, sin mitos ni alimentos prohibidos

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.