Dieta de la manzana

La dieta de la manzana es una cura depurativa que dura entre tres y cinco días y promete una pérdida de peso de hasta 7 kilos. No obstante, conlleva una serie de peligros para la salud
17 de Febrero de 2015
dieta de la manzana

Manzanas verdes y rojas, la base de la dieta de la manzana | Andrés D.

Más que un grave problema de salud pública frecuente en el mundo occidental, la obesidad es ya una epidemia a nivel mundial. Aunque tengamos presente que los hábitos alimentarios saludables y la actividad física son los dos pilares básicos para combatir el sobrepeso, a menudo se recurre a las dietas exprés con el fin de perder algunos kilos de más sin restricciones prolongadas ni abstinencias de ciertos alimentos.

Pertenecen a las llamadas dietas milagro y están pensadas para ocasiones puntuales en las que se persigue perder peso de un modo práctico lo antes posible. En este sentido, la dieta de la manzana es una de las más efectivas para los numerosos seguidores con los que cuenta y los sigue atrayendo.

La manzana, un poderoso desintoxicante

Bien es sabido que la manzana es una de las frutas más beneficiosas que existen, ya que contiene una gran cantidad de fibra, vitaminas y sales minerales y ayuda a eliminar toxinas. Es rica en nutrientes como el potasio, el calcio, el magnesio y el fósforo, produce sensación de saciedad, ayudando a controlar el apetito, y aporta pocas calorías en relación con otras frutas o otros alimentos.

Reúne unas extraordinarias propiedades nutritivas y terapéuticas, entre las que destacan la capacidad de regular el colesterol y la glucosa, reducir la hipertensión y corregir problemas como la diarrea o el estreñimiento. Además, la manzana resulta de ayuda a la hora de combatir la retención de líquidos y ganarle la partida a la báscula.

¿Cómo funciona la dieta de la manzana?

La dieta de la manzana es un plan de adelgazamiento que convierte a la fruta que le da nombre en el ingrediente principal para adelgazar o depurar el organismo. Se entiende como una especie de cura depurativa de tan solo tres, cuatro o cinco días de duración dirigida a quienes son poco constantes y quieren ver resultados inmediatos.

La dieta de la manzana promete una pérdida de peso de hasta de 7 kilos en apenas 5 días. Las recomendaciones generales son no prolongar la dieta durante más tiempo del indicado, beber agua en abundancia y limitar el ejercicio físico al paseo mientras se sigue la dieta, dado que las calorías que se ingieren son mínimas y no proporcionan suficiente energía.

En términos generales, este método hipocalórico para adelgazar propone consumir única y exclusivamente manzanas durante el primer día de la dieta, es decir, desayunar, comer y cenar todas las manzanas que quieras. De acuerdo a la dieta, en el segundo y tercer día se podrá incluir, además de todas las manzanas que nos apetezcan, una ensalada variada aliñada con poco aceite, sal, vinagre o zumo de limón, queso fresco bajo en grasa, carne magra y atún.

El cuarto día se complementarán las manzanas con arroz integral, verduras y unas cucharadas de legumbres. Aunque la manzana es la protagonista indiscutible de las comidas principales, en el tercer y cuarto de día de la dieta se podría tomar pan integral, pechuga o jamón de pavo y huevo cocido, así como leche descremada.

Es fundamental evitar los alimentos que contengan grasas y azúcar mientras se realiza la dieta, como por ejemplo los dulces y el chocolate. Cuando el hambre ataca y no se puede resistir a la tentación de picar entre horas, se optaría por las manzanas como tentempié saludable y ligero.

Peligros para la salud

No es difícil adaptarse a este plan dietético, puesto que consta de un menú de elaboración sencilla y se puede llevar a cabo en el lugar de trabajo o estudio. En un episodio de ansiedad tomar una manzana favorece la saciedad y calma el apetito. Pero como es habitual en las dietas que promueven una rápida pérdida de peso, los inconvenientes pesan, quizá, más que las ventajas.

En cuanto vuelvas a tu alimentación habitual es muy probable que recuperes los kilos que has perdido con la dieta de la manzana. Además de notar cambios de humor, te sentirás con muy poca energía o falto de fuerza. La dieta de la manzana invita a comer de manera desequilibrada para perder bastante peso en pocos días, lo que a la larga puede perjudicar nuestra salud.

Lo más sensato y, por tanto, recomendable es consultar siempre al médico antes de hacer cualquier tipo de dieta para saber si puedes o si debes someterte a ese régimen alimenticio sin poner en riesgo la salud.

En Muy en forma | La piel de la manzana ayuda a adelgazar

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.