La dieta inversa, o cómo engordar de manera saludable

La dieta inversa es una forma saludable para engordar y gozar de buena salud sin dejar de tener una buena y variada alimentación. En esta dieta, la ingesta de alimentos con grasas no saturadas e hidratos de carbono debe incrementarse
24 de abril de 2012
Etiquetas
dieta inversa engordar

Si queremos engordar, hay que hacerlo de forma saludable | Kizette

Por norma general, hablamos de trucos, consejos y dietas para adelgazar. Sin embargo, existe una pequeña minoría que necesita engordar unos cuantos kilos para gozar de buena salud. Este artículo va dirigido a esas personas, para que logren su peso ideal de una manera sana y adecuada.

Hay que olvidar la idea de que comer mucho dulce es la solución. Seguir una dieta inversa no implica atiborrarse de dulces y bollería, sino comer de manera sana pero incrementando las calorías. Cuando el nivel de calorías ingeridas sea superior al que quemamos durante el día lograremos subir de peso, y todo ello sin coger malos hábitos alimenticios.

La primera recomendación para engordar de manera saludable es consumir alimentos con grasas no saturadas, es decir, evitar aquellos alimentos que contengan grasas trans. Las grasas no saturadas son nutrientes con un alto aporte calórico, donde destacan alimentos como por ejemplo la leche entera (en vez de desnatada), la mantequilla, los frutos secos, el pescado, los aguacates…

La segunda recomendación es, aunque pueda parecer contraproducente, hacer ejercicio; practicar algún deporte contribuye a crear masa muscular y a que nos sintamos más fuertes y con más energía.

La tercera recomendación es en referencia a los aperitivos entre horas. En vez de la eterna pieza de fruta comeremos un pequeño bocadillo de jamón o cualquier otro embutido. Además, agregaremos calorías extra a nuestras comidas habituales. Por ejemplo, si preparamos una ensalada le añadiremos algún otro ingrediente como pan, pollo, garbanzos, arroz, pasta…

Por otro lado, aparte de elevar el consumo de alimentos con grasas no saturadas, la ingesta de proteínas e hidratos de carbono también debe incrementarse, ya que son elementos esenciales en nuestra dieta, especialmente si queremos aumentar de peso. Hidratos y proteínas podemos encontrarlas en el pollo, las patatas, el pescado… Sin embargo, esto no quiere decir que dejemos de comer frutas y verduras; estas deben seguir presentes en nuestra dieta, puesto que son fundamentales para conservar una buena salud.

Finalmente, recuerda realizar cinco comidas diarias y picar entre horas (frutos secos, zumos de frutas…), controlar las calorías, beber mucha agua y disfrutar de bastante libertad en cuanto a pan, mantequilla, nata, harina, chocolate… Probablemente una de las dietas más felices que existen.

En Muy en forma | Engordar rápido, pero de forma saludable

Un comentario
  1. Clara
    Publicado el 27 abril, 2012 a las 11:17 | Enlace

    Qué suerte los que se vean en la situación de hacer esta dieta!

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.