Dieta flash: ¿milagro para la pérdida de peso o peligro para la salud?

La dieta flash no tiene ningún sustento científico y puede ocasionar graves problemas para la salud. La rápida pérdida de peso predispone al conocido efecto yoyó y favorece la hipertensión y los cálculos renales
16 de febrero de 2013
dieta flash

La dieta flash promete bajar de peso rápidamente | Frinthy

El creciente boom de las dietas milagro no cesa, pese al riesgo que conlleva someterse a planes de adelgazamiento sin ninguna base científica. La oferta se considera tan amplia como peligrosa, de ahí que las dietas que aseguran una pérdida de peso exprés sean desanconsejadas por la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN). Una de las que ha ganado mayor popularidad en los últimos años es la dieta flash, también denominada dieta proteinada por las empresas que venden productos para adelgazar.

¿En qué consiste la dieta flash?

Siguiendo la tónica del resto del dietas milagro, la dieta flash promete una rápida pérdida de peso. También deriva en el conocido efecto yoyó, que predispone a la pérdida de peso con los años así como a la hipertensión, cálculos biliares y mayor riesgo de muerte precoz.

La dieta flash propone reducir el consumo de hidratos de carbono con el objetivo de provocar cetosis, estado metabólico que induce al catabolismo de las grasas para obtener de ellas energía. Además, recomienda la ingesta de alimentos ricos en proteínas, sin nada de grasa, enriquecidos con vitaminas y minerales.

La postura de profesionales con sobrada experiencia en nutrición y dietética es clara y tajante: desaconsejan seguir la dieta flash por carecer de sustento científico y cumplir todas las características que definen a las dietas o métodos fraudulentos para adelgazar.

Los verdaderos expertos en el control del peso corporal ponen en entredicho algunos postulados de la dieta y también cuestionan las declaraciones que vierten los promotores del método. Consideran que la restricción casi total de los carbohidratos en la dieta flash es un auténtico disparate, ya que que está muy por debajo de las recomendaciones establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Consecuencias

Los riesgos a los que se expone la población con la dieta flash pueden ser tanto de carácter psicológico como físico. Entre los posibles problemas de salud destacan los siguientes: daño renal, desórdenes gastrointestinales, debilidad, ganancia de peso a largo plazo, pérdida de autoestima, depresión y alteraciones en el comportamiento.

En Muy en forma | Dietas depurativas para limpiar el organismo

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.