La dieta del zumo, el peligroso régimen que siguen algunas 'celebrities'

La dieta del zumo consiste en ingerir elevadas dosis de zumos de verdura, a base de apio, zanahoria, col y otros vegetales. Esta dieta "milagro" podría tener efectos secundarios severos para el organismo debido a la falta de proteínas
7 de septiembre de 2012
dieta zumo

La dieta del zumo puede propiciar graves déficits nutricionales | Food T.

Nos pasamos toda la vida a dieta para conseguir el peso deseado, ese cuerpazo envidiable, sin la sombra de un michelín, que es portada en las revistas de moda más influyentes. Copiamos las dietas milagro que siguen las celebrities para alcanzar la meta soñada, poniendo en riesgo nuestra propia salud. ¿No crees que ha llegado el momento de decir basta? La ciencia deja claro que un mismo método o una misma dieta no tiene por qué funcionar igual en dos personas. Es más, tenemos que ser cautos y prudentes para evitar caer en la teoría basada en el “a mí me funciona”.

Las dietas que prometen la pérdida rápida de peso y excluyen algunos alimentos, u obligan a comer uno determinado de forma abusiva, pueden resultar eficaces a corto plazo. Pero cuando se vuelven a los hábitos alimenticios anteriores, además de recuperar el peso pérdido, se produce el llamado “efecto yo-yo”. En otras palabras, adquirimos kilos de más. Ejemplos de este tipo de dieta se cuentan por docenas. Entre ellos está la llamada dieta del zumo, que consiste en pasarse el día bebiendo zumos de verduras, sin tomar ningún otro alimento.

¿En qué consiste la dieta del zumo?

Seguro que habréis oído hablar de este temerario plan de adelgazamiento, dado que estrellas de Hollywood como Salma Hayek, Sara Jessica Parker, Jennifer Aniston o Gwyneth Paltrow, entre otras, se declaran fans incondicionales del régimen. Quizás, en parte, porque desconocen o se niegan a aceptar que conlleva peligros serios para el organismo.

La base de la dieta del zumo es ingerir elevadas dosis de zumos de remolacha, apio, pepino, espinacas, jengibre, zanahoria y col. Sus seguidores se muestran convencidos de que así consiguen adelgazar y purificar la piel. También aseguran que los resultados son visibles en poco tiempo sin que, como ocurre en otras dietas rápidas, se deba a la pérdida de líquidos. Lo que en realidad ocurre es que dejan de consumir proteínas e hidratos de carbono, nutrientes indispensables para hacer ejercicio o llevar una vida normal.

Sus consecuencias

La popular dieta del zumo puede provocar la caída del cabello, el envejecimiento prematuro de la piel, la aparición de eccemas y la descomposición de la dentadura.

Lo más probable es que los kilos perdidos vuelvan a aparecer, provocando el temido “efecto rebote”. Por ello, insistimos en que no hay que cometer locuras ni atrocidades, ya que adelgazar es una tarea a largo plazo y debe ser gestionada por un dietista o profesional médico. Más que centrarse en una dieta concreta, los expertos aconsejan comer sano y adoptar un estilo de vida más activo.

En Muy en forma | Dieta de savia y limón y Dieta de la piña

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.