Dieta del pomelo

La dieta del pomelo consiste en acompañar todas las comidas con un vaso de zumo de pomelo o bien tomar solo pomelo durante 4 días a la semana. En el segundo caso, se trata de una dieta muy estricta que deja fuera importantes grupos de alimentos y puede provocar graves deficiencias nutricionales. No se recomienda realizar la dieta del pomelo antes de consultar a un médico
5 de Agosto de 2015
dieta del pomelo

La dieta del pomelo, un régimen que podría ser peligroso para la salud | Heather H.

Allá por los años 30, el pomelo comenzó a ganar adeptos entre las celebrities internacionales, que consideraban a este cítrico un perfecto aliado para adelgazar y deshacerse de los kilos de más. Cantantes y actrices como Kylie Minogue o Brooke Shields son hoy embajadoras de la dieta del pomelo, cuyo creciente número de seguidores incorpora a las comidas un vaso de zumo de pomelo para perder peso.

Entre 4 y 7 días de sacrificio a cambio de 8 kilos menos

La dieta del pomelo, o dieta de Hollywood, es una monodieta que se apoya en el pomelo, también denominado como toronja o pamplemusa (científicamente Citrus maxima), de cualquier tamaño y variedad (amarillos, rosados…), para organizar un menú que facilita la desintoxicación del organismo.

En ella se contemplan dos variantes:

  • A: acompañar todas las comidas con pomelo o zumo de pomelo.
  • B: Tomar únicamente zumo de pomelo durante unos cuantos días a la semana (generalmente entre 4 y 7 días) con el propósito de adelgazar de manera rápida.

El pomelo se convierte en el foco de una dieta con la que, aseguran, se pueden llegar a perder hasta 8 kilos en una semana. Las claves para adelgazar con pomelo parecen estar en su capacidad diurética y saciante.

Desde el punto de vista nutricional, si se opta por la opción B de la dieta, no se recomienda, en ningún caso, tal y como expondremos más adelante, mantener esta dieta depurativa más de 4 días ni llevarla a cabo sin consultar previamente a un médico, especialmente si se toma algún tipo de medicación o fármaco.

Menú de ejemplo

Si optamos por añadir zumo de pomelo a una dieta equilibrada y variada (opción A), un ejemplo de menú podría ser el siguiente:

  • Desayuno: el desayuno puede estar compuesto por un vaso de zumo de pomelo, unas tostadas integrales con tomate, aceite de oliva y unas lonchas de pavo, un puñado de almendras o nueces y, opcionalmente, una taza de café o té sin azúcar. Así, desde primera hora de la mañana, nos beneficiaríamos de tomar pomelo en ayunas.
  • Comida: la comida incluiría una ensalada de lechuga, tomate, cebolla y pepino aliñada con limón y hierbas aromáticas, 2 huevos cocidos, una tostada de pan integral, un vaso de zumo de pomelo y, de postre, una rodaja de piña o de papaya.
  • Cena: en la cena se podría tomar una ensalada de brotes verdes (rúcula, canónigos, espinacas…), 200 gramos de salmón o pechuga de pollo a la plancha (aderezada con limón) y un vaso de zumo de pomelo.

A media mañana y a media tarde puedes optar por incluir una pieza de fruta (por ejemplo una manzana) o un zumo de pomelo, junto a un puñado de nueces o almendras.

Sus consecuencias para la salud

Centrándonos en el modelo B de la dieta, que el pomelo sea saludable y ayude, en teoría, a perder peso no nos toma por sorpresa, ya que los nutricionistas recomiendan incluir esta fruta en dietas saludables y equilibradas. Aunque hay opiniones para todos los gustos, una dieta basada exclusivamente en el pomelo resulta demasiado restrictiva y deficiente a nivel nutricional.

Esta dieta permite adelgazar rápidamente, pero debemos en tener en cuenta que la pérdida excesiva de peso en poco tiempo puede entrañar una serie de riesgos para nuestra salud. No está indicada para personas diabéticas, con problemas renales o digestivos.

¿Funciona o es ineficaz?

Es muy probable que se vuelvan a recuperar los kilos perdidos o que aumente con creces el peso inicial al finalizar la dieta del pomelo, si no se adopta una alimentación sana y balanceada y se realiza ejercicio físico de manera regular.

La mejor opción cuando te propones perder peso es seguir los consejos dietéticos de un profesional especialista en nutrición que confeccione una dieta a tu medida y, sobre todo, ser constante y llevar una vida sana y activa físicamente.

Propiedades del pomelo

El pomelo es un fruto especialmente rico en vitamina C, flavonoides y provitamina A en forma de beta-carotenos, por lo que constituye un potente antioxidante que contribuye a la prevención y el tratamiento de enfermedades degenerativas y del cáncer.

Tradicionalmente se ha utilizado como remedio natural para combatir la gripe y los resfriados, pero la riqueza vitamínica del pomelo le confiere otras muchas propiedades saludables. Gracias a su elevado contenido en agua, potasio y ácido cítrico, el pomelo actúa como diurético y resulta beneficioso en caso de hipertensión o retención de líquidos.

El bajo aporte de carbohidratos y el escaso poder calórico del pomelo (27 calorías por cada 100 gramos de peso) lo convierten en un alimento ideal para cualquier dieta, especialmente si se desea perder peso.

La toronja se considera un potente quemagrasas. De hecho, existen estudios realizados en roedores que sugieren que combinar zumo de pomelo con alimentos grasos, adelgaza, resultados que no son extrapolables a humanos. Antes de probar dietas de pomelo que nos exponen al consumo de alimentos grasos y poco saludables hay que demostrar que el pomelo es capaz de frenar la obesidad.

Sea como fuere, si decides apostar por la dieta del pomelo, hazlo como un complemento en tu día a día y jamás como el único alimento que decidas llevar a tu estómago. ¡Tu organismo te lo agradecerá!

Un comentario
  1. mari
    Publicado el 9 Enero, 2017 a las 09:13 | Enlace

    en la dieta del pomelo se puede tomar powerade sin azucar?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.