Dieta del bocadillo

La dieta del bocadillo propone comer de todo lo que nos gusta en las proporciones adecuadas, ajustando la cantidad de grasa que se consume según el desgaste físico de cada uno
22 de octubre de 2013
dieta bocadillo

Con la dieta del bocadillo no tienes que privarte de lo que más te gusta: el pan | Ecodalla

Siempre hay un familiar, un amigo o, al menos, un conocido que haya hecho alguna dieta mágica para conseguir adelgazar y deshacerse de los kilos que le sobran. ¿Has oído hablar de la dieta del bocadillo? ¿Sabes en qué consiste? ¿Funciona de verdad? ¿Es posible bajar de peso comiendo pan?

Lo que engorda no es el pan, es todo lo que le acompaña. La dieta del bocadillo nos invita a perder peso sin renunciar a lo que más nos gusta. Con este régimen basado en la alimentación mediterránea, la dietista y nutricionista española Terica Uriol desmonta dietas cetogénicas como la afamada Dukan, a la que muchos de sus colegas tildan de fraudulenta y perjudicial para la salud.

Uriol nos propone una alternativa saludable para adelgazar comiendo de todo sin riesgos. La llama “dieta del bocadillo” y la describe como un método práctico que permite adquirir buenos hábitos alimenticios en el ajetreado ritmo de vida actual.

Este programa de adelgazamiento antirrebote incluye todos los nutrientes necesarios para el organismo; considera a los hidratos de carbono el grupo de alimentos más importante y establece que representan el 60% de la alimentación diaria. ¡No hay milagros! La dieta del bocadillo enseña a comer con menos grasa de la que se acostumbra, de acuerdo al desgaste físico de cada uno. La especialista explica que consumir más grasa de la que el organismo necesita para cubrir las necesidades diarias es el principal motivo por el que la gente engorda y luce michelines.

La dieta del bocadillo recomienda consumir pan a diario moderadamente, sin hacer distinción entre el blanco y el integral, aunque el último contenga fibra y favorezca el tránsito intestinal.

Su creadora aconseja a quienes deseen seguirla que cuenten con la supervisión de un experto en la materia, puesto que se trata de una dieta personalizada que debe adaptarse a variables como género, edad, actividad, gustos o preferencias y estado de salud.

Otro de los pilares de la dieta del bocadillo es beber mucha agua a diario, ya no solo de cara a garantizar el buen funcionamiento de hígados y riñones y mantener la piel hidratada, sino para digerir mejor los alimentos, saciarnos antes y aplacar la sensación de hambre que sobrevenga.

Lo mejor del régimen que propone Terica Uriol para no volver a engordar es que se pueden tomar hasta siete bocadillos a la semana y no privarse de arroz, pasta y otros alimentos ricos en hidratos de carbono, por lo que no tenemos la impresión de estar a dieta.

En Muy en forma | Dieta de la alcachofa

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.