Dieta de savia y limón

La dieta de savia y limón es una dieta depurativa enfocada a la limpieza del organismo y a la eliminación de toxinas. Al ser una dieta basada en el semiayuno, no conviene prolongarla durante más de una semana
22 de junio de 2012

Dieta savia limon

Parece el sueño de cualquier persona, adelgazar mucho y muy rápidamente. La dieta de savia y limón es una dieta pensada para una duración estimada de una semana, en la que se alcanza una pérdida de peso de entre 6 y 7 kilos. No conviene prolongarla más tiempo, ya que puede provocar una disminución de la presión arterial y causar mareos o desmayos.

Sin embargo, y aunque pueda parecer contradictorio, al igual que las otras muchas “dietas milagro“, no es una dieta recomendable para aquellas personas con sobrepeso que quieran perder muchos kilos, ya que al finalizar la semana y volver a nuestras rutinas alimenticias habituales, el peso perdido se recuperará en poco tiempo, con el llamado “efecto yoyó” o “rebote”. Esta es más bien una dieta enfocada a aquellas personas que quieran limpiar su organismo de manera concienzuda, es decir, una dieta depurativa.

La elaboración de la dieta no contiene mayor dificultad, basta con llenar una botella con 250 ml de agua, dos cucharadas de zumo de limón, otras dos cucharadas soperas de sirope de savia y un poquito de pimienta molida. Después hay que mezclar bien los ingredientes e ingerir una media de ocho a diez vasos diarios, suprimiendo cualquier otro alimento. Se trata pues, de pasar una semana bebiendo exclusivamente la mezcla preparada.

Evidentemente, esto entraña riesgos (arriba mencionados) por lo que es altamente conveniente que sea supervisada por un médico especialista; aparte de eso, es fundamental gozar de buena salud en el momento de plantearse iniciar la dieta de savia y limón.

Esta dieta depurativa está basada en el semiayuno, y probablemente nos parezca imposible poder reprimir nuestros instintos y pasar siete días ingiriendo únicamente líquidos. No obstante, la dieta a base de savia y limón es muy llevadera y aún más si elegimos no realizar un ayuno completo y la combinamos con una dieta vegetariana muy light. Otra posible variante sería sustituir únicamente la cena, por 3-4 vasos de la mezcla; al mantener el resto de las comidas, podría realizarse hasta durante 4 semanas consecutivas.

En conclusión, la dieta de savia y limón, más que una dieta de adelgazamiento, debería considerarse una “cura desintoxicante” que aumenta las defensas de nuestro organismo.

Fotografía | brad montgomery
En Muy en forma | Dietas depurativas para limpiar el organismo

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.