Dieta de la alcachofa

La dieta de alcachofa se basa en el consumo de este alimento en las principales comidas del día
8 de marzo de 2012
dieta alcachofa

La dieta de la alcachofa, un riesgo para la salud | .Bambo.

Las propiedades adelgazantes que se le atribuyen a la alcachofa son conocidas por todos. ¿Quién no ha oído hablar de la que se considera la “dieta milagro” por excelencia? La llamada dieta de la alcachofa sienta sus bases sobre este alimento, que, entre otros beneficios, asegura perder peso, depurar el organismo y mejorar la presión sanguínea.

Ahora bien, ¿sabemos cuáles son los pilares de esta dieta? ¿Es la relación que se establece entre la alcachofa y la pérdida de peso un mito o una realidad?

¿En qué consiste la dieta de la alcachofa?

La dieta de la alcachofa se centra en un único alimento. Aunque existen distintas variantes, por lo general se suele utilizar la alcachofa o su zumo en las principales comidas. Recordemos que una dieta que se presenta con un solo alimento indispensable fallará más tarde o más temprano, derivando en un déficit de calorías y nutrientes. Esta hortaliza se cocina de diferentes formas: a la plancha, al vapor, en cremas e incluso se toma licuada. La dieta de alcachofa trata de combinar el efecto diurético y el saciante, con la eliminación de grasas y toxinas.

Este plan de adelgazamiento llega a resultar monótono. No es extraño que al tiempo se aborrezca al alimento en sí y se sienta auténtico pavor con solo escuchar la palabra dieta. Son muchas las personas que se aferran con uñas y dientes a la idea de perder peso en tiempo récord, pero no reparan en las consecuencias negativas que ello pueda tener.

La alcachofa como alimento diurético

Sin duda alguna, la alcachofa es un alimento muy completo y tiene componentes positivos para la salud. Es rica en fibra, por lo que contribuye a reducir la glucosa en sangre y a controlar los niveles de colesterol, además de combatir el estreñimiento. Posee muchos minerales como el fósforo, el hierro, el magnesio, el calcio y el potasio, y vitaminas como la B1, la niacina y la vitamina C.

Las características más relevantes de la alcachofa son su bajo aporte calórico y su efecto diurético, que previene la retención de líquidos. Como veis, las virtudes de la alcachofa son muchas, por lo que frecuentemente se le atribuyen propiedades que actúan contra la celulitis.

En una dieta equilibrada, en la que esté presente el ejercicio físico, podríamos introducir la alcachofa en nuestra alimentación y aprovecharnos de su supuesto “rol quemagrasas”. Ahora bien, afirmar que un solo alimento puede conseguir que adelgacemos o frenar la obesidad ya son palabras mayores.

Errores de la dieta de la alcachofa

Algunas variantes de la dieta de la alcachofa se prolongan durante una semana, con lo cual se puede llegar a perder bastante peso. En base a su composición podríamos afirmar que la pérdida estaría debida a su bajo aporte de grasas, a su efecto diurético y, sobre todo, a sus escasas calorías (alrededor de 22 calorías por cada 100 gramos de producto); lo que a la larga se traduce en el tan temido “efecto rebote“.

En otros casos la dieta tiene una duración de dos o tres semanas, o se alterna entre las mismas. Pero volvemos a lo mismo de siempre: la oscilación del peso será constante, algo que ni es saludable para el organismo ni sirve moralmente para una persona que quiere mantener los resultados y seguir perdiendo peso.

Si no seguimos un estilo de vida sano y nuestra alimentación es rica en grasas y azúcares nunca ganaremos en salud por mucha alcachofa que comamos. Un solo alimento no puede conseguir un descenso de peso eficaz y duradero. Además, estaríamos restando importancia a otros alimentos llenos de nutrientes y con excelentes propiedades nutricionales para el organismo.

Queremos conocer tu opinión: ¿alguna vez te has sometido a este tipo de dietas? ¿Cómo fue tu experiencia, lograste adelgazar y mantenerte?

En Muy en forma | Dieta sin verduras: ¿imposible?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.