Dieta y ácido úrico

Si tienes el ácido úrico alto, debes cuidar tu dieta. Elimina de ella carnes rojas, embutidos, fiambres, mariscos y bebidas alcohólicas
31 de julio de 2014
Etiquetas
dieta acido urico

Si tienes el ácido úrico alto, debes desterrar de tu dieta a las bebidas alcohólicas, entre otros alimentos prohibidos | Georgi K.

No son pocas las personas que, desconcertadas, reciben la noticia de que tienen altos niveles de ácido úrico cuando se realizan el pertinente chequeo anual mediante una analítica de sangre. La gran mayoría de la gente desconoce qué es el ácido úrico, cuáles son sus síntomas y cómo prevenir o controlar su exceso con la alimentación y la dieta.

El ácido úrico se produce de manera natural en el organismo como producto de la degradación de las purinas, moléculas que forman parte del ADN y que participan en procesos biológicos esenciales. La concentración normal de ácido úrico en sangre oscila entre 4 y 6,5 mg/dl, por lo que valores por encima de 7 mg/dl de ácido úrico serían considerados altos y darían lugar a la condición denominada hiperuricemia. Cuanto más tiempo se mantiene la hiperucicemia, más posibilidades existen de que el ácido úrico se deposite en los tejidos, precipitando el desarrollo de la gota.

Disminuyendo los niveles de ácido úrico, prevenimos la aparición de la gota y también otras enfermedades crónicas como la diabetes o la hipertensión. Si consumimos alimentos con un alto contenido en purinas, que se degradan en ácido úrico para ser eliminadas a través de la orina, corremos el riesgo de poseer niveles elevados de ácido úrico en sangre o sufrir hiperuricemia. Por ello, es fundamental saber qué alimentos son ricos en purinas para desterrarlos de nuestra dieta diaria.

Alimentos prohibidos para el ácido úrico

Las carnes, sobre todo las rojas, las vísceras (corazón, mollejas, riñones, hígado…) y los embutidos y fiambres derivados del cerdo favorecen el aumento del ácido úrico, por lo que es mejor evitarlos y asignarles la etiqueta de “prohibidos”. Es importante señalar que no se recomienda el uso de extractos o caldos de carne y cubitos de sopa, puesto que son ingredientes o ayudas culinarias con gran cantidad de purinas. Por otra parte, si tienes el ácido úrico alto, te conviene reducir el consumo de marisco y ciertos pescados que resultan contraproducentes: arenques, anchoas, boquerones, caballas, etc.

Antes de apartar del plato la ensalada o no comer fruta habitualmente, deberías dejar de comprar latas de cerveza y otras bebidas espirituosas, o al menos no abusar de ellas. Precisamente, el consumo de cerveza y licores es lo que lo que afecta en mayor medida los niveles de ácido úrico sanguíneo. La cerveza no es la única que sale mal parada; los refrescos con azúcares como la fructosa también pueden elevar el ácido úrico.

En verano incrementa el consumo de refrescos edulcorados y se recurre a las saludables cañas para combatir el calor, pero, ¡ojo!, porque otros muchos productos, incluso los bajos en calorías, traen fructosa adicionada: galletas, barritas de cereales, helados, zumos light, etc. Curiosamente, nunca se ha visto que las frutas y verduras estén relacionadas con el aumento del ácido úrico o con un ataque de gota.

Cómo bajar el ácido úrico

El secreto, si es que se le puede llamar así, consiste en llevar una dieta equilibrada y variada en la que predominen las frutas y los vegetales frescos, así como los cereales integrales, alimentos con muy bajo contenido en purinas que ofrecen gran cantidad de energía y valiosos nutrientes.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.