Diabetes gestacional

La diabetes gestacional se define como aquella situación en la que se produce una subida excesiva de la glucemia durante el embarazo sin que diagnostique o detecte antes de la gestación
13 de febrero de 2015
Etiquetas,  
diabetes gestacional

Diabetes gestacional, un tipo de diabetes que se diagnostica durante el embarazo | Lucía L.

Durante el embarazo se producen diversos cambios en el organismo de la mujer y se incrementan sus necesidades nutricionales. Puede aumentar la producción de la hormona encargada de regular los niveles de azúcar en sangre, la insulina, desencadenando una diabetes mellitus gestacional (DMG) en el caso de no conseguir estabilizarlos.

¿Qué es la diabetes gestacional?

Se denomina diabetes gestacional a la presencia de glucemia alta que se detecta o se diagnostica por primera vez durante el embarazo. La diabetes, por tanto, no existía antes de la gestación, es decir, las mujeres que la desarrollan no eran diabéticas antes del embarazo.

Aunque no todas las gestantes la padecen, representa una complicación sanitaria frecuente que afecta a entre el 5 y el 7% de las mujeres embarazadas en España. De no recibir tratamiento, la diabetes gestacional puede acarrear complicaciones para el bebé (durante el parto y tras el nacimiento) y también para la madre, que tendría mayor probabilidad de convertirse en diabética al cabo de los años.

Causas

Principalmente, la glucemia no controlada durante el embarazo o la diabetes gestacional se presenta por un déficit en la producción de insulina o por una disfunción de la misma. Existen varias circunstancias que elevan el riesgo de padecer una diabetes gestacional, pero entre ellas destaca la obesidad previa al embarazo o en el propio proceso de gestación.

En términos generales, los principales factores de riesgo para la aparición de una diabetes gestacional son los siguientes: haber superado el umbral de los 35 años y tener antecedentes familiares de diabetes o diabetes gestacional en anteriores embarazos.

Síntomas

La diabetes que desarrollan las mujeres gestantes no suele producir síntomas o estos son muy leves, por lo que para el diagnostico clínico de la enfermedad es necesario realizar pruebas orales de tolerancia a la glucosa.

La paciente con diabetes gestacional puede experimentar un incremento de la micción o la frecuencia urinaria, así como notar que aumentan su sed y apetito. Otras manifestaciones de la diabetes gestacional abarcan: fatiga, visión borrosa, náuseas, vómitos, infecciones frecuentes y pérdida de peso.

Dieta y tratamiento

La finalidad del tratamiento es mantener niveles normales de azúcar en sangre durante el embarazo y asegurar la salud del futuro bebé. Generalmente, el tratamiento consiste en una dieta variada y equilibrada rica en fibra y moderada en grasa. No obstante, la alimentación de una mujer embarazada con diabetes gestacional no difiere tanto de la que no padece este trastorno.

Las pautas dietéticas básicas para el control de la diabetes gestacional son distribuir los hidratos de carbono a lo largo del día con el objetivo de evitar picos en la glucemia y excluir los azúcares simples: refrescos, miel, mermelada, chocolate, bollería industrial, etc. Asimismo, se recomienda a las gestantes mantenerse activas practicando ejercicio físico. Las actividades deportivas más indicadas en caso de diabetes gestacional son la natación, pilates, caminar a paso ligero y montar en bicicleta.

Si a través de una dieta individualizada y saludable no se consiguen controlar los niveles de glucosa, el médico puede prescribir fármacos orales para la diabetes o insulina.

En Muy en forma | Tipos de diabetes

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.