3 desayunos saludables

Comenzar el día con un buen desayuno, saludable y equilibrado, es clave para activar el metabolismo y no engordar
12 de noviembre de 2014
Etiquetas
desayunos saludables

Tomar desayunos saludables repercutirá favorablemente en tu día a día | Muyenforma.com

Un desayuno saludable, completo y equilibrado es indispensable para comenzar el día con energía y rendir al máximo física e intelectualmente. El desayuno se considera una pieza clave para llevar un estilo de vida sano y perder peso. Es la comida más importante del día, la que rompe con el ayuno nocturno y activa el metabolismo; sin embargo, es la que con mayor frecuencia nos saltamos.

El desayuno representa el carburante que el cuerpo humano requiere para ponerse en marcha y afrontar con fuerza una larga jornada de trabajo. Alimentarse mal por la mañana o no desayunar se traduce en mal humor, cansancio, fatiga, estreñimiento, falta de concentración y mayor riesgo de sobrepeso u obesidad, puesto que se tiene un gran acumulo de apetito y se sufren ataques de hambre descontrolados en las sucesivas comidas.

Desayunar a toda prisa, sin dedicar al menos  15 minutos, hace que se mastique menos y se coma con estrés, favoreciendo las digestiones lentas y pesadas. Está demostrado que el hábito de desayunar ayuda a mantener un peso corporal adecuado y un corazón sano. Pero ¿qué debe contener un desayuno para ser saludable y balanceado?

Alimentos imprescindibles en el desayuno

Desde una perspectiva nutricional, hay varios elementos que no pueden faltar en un desayuno nutritivo: hidratos de carbono, preferiblemente de absorción lenta, proteínas y grasas saludables, además de minerales, vitaminas y fibra. Para hacer un desayuno completo pero bajo en calorías hay que saber escoger los alimentos, evitando la bollería industrial, la grasa saturada que tiene la mantequilla, así como los zumos, los cereales y las galletas con demasiados azúcares añadidos.

Entre los ingredientes imprescindibles de un buen desayuno estarían los lácteos desnatados (leche y yogures, aunque puedes optar por leches vegetales), los cereales (pan integral, muesli, avena u otros cereales sin procesar…) y la fruta entera. Además, existen otros alimentos que pueden servir como complemento de un desayuno equilibrado: jamón york, queso fresco, mermelada, miel, cacao, aceite de oliva y frutos secos.

Ejemplos de desayunos saludables

El desayuno debe representar entre el 20% y el 25% del requerimiento energético diario y una cantidad adecuada de macronutrientes. Para no desistir de los hábitos alimenticios saludables y que se vaya al traste la dieta a causa del aburrimiento, es importante planificar desayunos variados, apetecibles y adaptados a nuestras necesidades o estilo de vida.

Por esta razón, te proponemos tres ejemplos de desayunos saludables y equilibrados para cuidar tu figura y tu salud y no marcharte al trabajo con el estómago vacío o con un triste café. Comprueba que no hay por qué complicarse: un buen desayuno puede ser, además de sano, económico y rápido de preparar.

Desayuno ligero

  • 250 mililitros de leche de avena
  • 2 rebanadas de pan de centeno con aceite de oliva virgen extra, tomate y 2 lonchas de pavo
  • Una pieza de fruta fresca (kiwi, pera, mandarina…) o un zumo de naranja recién exprimido

Desayuno “antiestrés”

  • 200 mililitros de leche de almendras con 30 gramos de cereales integrales (avena, trigo, muesli…)
  • Macedonia de frutas
  • Té verde o una infusión relajante (lavanda, tila melisa, pasiflora…)

Desayuno energético

  • 200 mililitros de leche de soja
  • Tostada de pan integral con atún natural, fiambre (pavo o jamón york) o queso fresco con miel o mermelada (sin azúcares añadidos)
  • 1 plátano pequeño
  • Un puñadito de frutos secos (nueces, almendras, avellanas…)

En Muy en forma | El desayuno perfecto para adelgazar

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.