Deporte después del parto: ¿en qué momento retomarlo?

Practicar deporte después del parto implica no apresurarnos y realizar una actividad poco exigente. Caminar a paso lento, sin someternos a un esfuerzo excesivo, es una buena opción
18 de octubre de 2012
Deporte despues parto

Pasados cuarenta días después del parto podremos practicar deporte con normalidad | Lululemon A.

Con frecuencia hacemos énfasis en la necesidad de realizar ejercicio físico de manera regular para ganar salud y mantener una buena condición física. No obstante, en el tramo final del embarazo el entrenamiento se pospone hasta después del parto. ¿En qué momento se debe retomar el deporte después del parto? ¿Cuándo es mejor ponernos en forma?

Si hemos tenido un parto normal o natural, podemos empezar a movernos con un ritmo pausado y realizar paseos de baja intensidad y de aproximadamente 20 minutos de duración. Poco a poco, a medida que vayamos tonificando los músculos, incrementaremos el tiempo y el ritmo. Si estabas acostumbrada a realizar deporte antes de estar en estado, o si piensas que nunca es tarde para adquirir hábitos deportivos, puedes empezar por caminar a paso lento, tomándotelo con mucha calma y sin hacer un esfuerzo excesivo. Escucha a tu cuerpo y no te obligues a igualar o superar el ritmo que llevabas antes del embarazo. Recuerda que tienes todo el tiempo del mundo para recuperar la figura.

Los ejercicios aeróbicos de intensidad moderada se reservan para al menos cuarenta días después de que nazca el bebé, siempre y cuando no existan complicaciones o el médico recomiende mayor tiempo de reposo. Al retomar la actividad física tras el parto, es fundamental fortalecer el suelo pélvico con los ejercicios de Kegel o con disciplinas como el yoga y el pilates. Nos referimos a rutinas suaves que podemos practicar con la ayuda de un fitball sin salir de casa hasta que podamos acudir al gimnasio.

En los primeros compases nos centraremos en controlar la respiración y mejorar la postura corporal, dejando el trabajo de glúteos y abdominales para más adelante. Si nos apresuramos y damos por hecho que estamos preparadas para comenzar una actividad exigente de inmediato, corremos el riesgo de agravar la situación, de debilitar los músculos y frenar la recuperación. Además, realizar ejercicio inadecuado durante las primeras semanas de dar a luz podría causar incontinencia urinaria.

La última palabra la tiene siempre el especialista que te trata, por lo que debes respetar sus indicaciones al pie de la letra para saber con exactitud cuándo retomar el deporte tras el parto.

En Muy en forma | Correr durante el embarazo

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.