Cuidado con usar tacones demasiado altos

El uso prolongado de tacones demasiado altos podría causar desequilibrios en la postura, artritis, afecciones de nervios, esguinces y fracturas de tobillo, entre otras patologías
14 de julio de 2013
Etiquetas,  
tacones lesiones verano

Las mujeres sufren hasta cuatro veces más lesiones y problemas en los pies que los hombres | Photocapy

El artículo de hoy va dedicado exclusivamente a las mujeres, las que sufrimos todo lo habido y por haber con tal de presumir y estar a la moda. Culturamente se asocia el uso de tacones a la elegancia, el glamour y la sofisticación, por lo que utilizamos –quizás con demasiada frecuencia– este tipo de calzado para trabajar, asistir a reuniones, salir de marcha o ir de compras. Es posible que aumenten unos centímetros la estatura, estilicen la silueta y eleven los glúteos, pero acaban ocasionando más perjuicios que beneficios.

Dejando al margen los cánones de belleza actuales, el uso de tacones altos tiene un efecto perjudicial sobre la salud. El continuo uso de tacones causa desequilibrios en la postura y variedad de lesiones, además de un sinfín de trastornos, algunos de los cuales enumeramos a continuación: artrosis o artritis en las rodillas, tendinitis, juanetes, metatarsalgia y dedos en martillo, a los que sumaríamos la predisposición a lesiones de tobillo como esguinces y fracturas.

No es cuestión baladí, ya que el uso prolongado de tacones demasiado altos explicaría que las mujeres sufran hasta cuatro veces más lesiones y problemas podales que los hombres. En el período estival aumenta el riesgo de sufrir estas y otras patologías, dado que pasamos bruscamente de calzar un zapato que sujeta por completo el pie a utilizar sandalias –casi siempre con tacón– que apenas sujetan el tobillo. También en verano, durante las vacaciones, corremos mayor riesgo de padecer problemas lumbares, fascitis plantar y otras lesiones al hacer ejercicio de golpe y no de manera progresiva.

Recomendaciones

Los fisioterapeutas advierten que el tacón no debe superar los 5 centímetros, y nos dan algunas recomendaciones para prevenir lesiones de este tipo. Aconsejan cambiar de zapatos y altura de tacón a diario y, en caso de usar plataformas, procurar que tengan cierta capacidad de amortiguación y una diferencia de 3 centímetros –como máximo– respecto al tacón. Si los usas ocasionalmente, elige tacones de base ancha con algo de plataforma y no más de 3 centímetros de alto para repartir mejor el peso.

En Muy en forma | Los tacones pueden pasarnos factura en los pies, la espalda y las rodillas

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.