¿Cuáles son las carnes más saludables?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja reemplazar las carnes rojas por legumbres, pescado y carnes blancas. La carne roja contiene grasas saturadas y componentes potencialmente perjudiciales para la salud
19 de marzo de 2013
Etiquetas
carne roja saludable

La OMS recomienda reemplazar las carnes rojas por pescado, legumbres o carnes magras | Hcabral

¿Conocen los consumidores las diferencias entre los distintos tipos de carne? No todas son iguales ni aportan los mismos nutrientes al organismo. La carne es un manantial de proteínas, vitamina B12, hierro, fósforo, potasio y zinc, nutrientes que ayudan a mantener los músculos y el sistema nervioso en perfecto estado, a prevenir la anemia ferropénica y a preservar la salud de la piel, entre otros múltiples beneficios.

¿Sabías que el color de la carne viene dado por una sustancia llamada mioglobina? Dicha proteína contiene hierro, lo que explica la presencia de este mineral en mayor cuantía en las carnes rojas. Las carnes rojas comprenden las de mamíferos como ternera, cerdo, cordero o caballo, mientras que las blancas o magras hacen referencia a las de aves de corral (pollo o pavo) y a la carne de conejo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda priorizar el consumo de carnes magras para mejorar la calidad y la esperanza de vida. Diversos estudios confirman que la clave está en la elección. Las carnes rojas aportan más grasas saturadas, lo que se traduce en aumentos en los niveles de colesterol y mayor riesgo cardiovascular. A su vez contienen sustanciales potencialmente nocivas que se forman durante el proceso de cocción. El consumo de carne roja también se asocia a mayor riesgo de problemas cardíacos y niveles de tensión arterial más elevados.

Pero no todas las carnes rojas tienen la misma cantidad de grasa ni son igual de aconsejables. Al contener menos grasas totales y saturadas, es preferible consumir solomillo o lomo que panceta o chuleta de cerdo. En cuanto a la ternera, encontramos menos grasa en el redondo o solomillo que en la paleta o la costilla. Del cordero, retirando previamente la grasa, se recomienda antes la paletilla que la pierna o la costilla. Y en el buey, el redondo frente al entrecot o la falda.

En Muy en forma | La carne roja podría incrementar el riesgo de padecer cáncer de riñón

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.