Correr para adelgazar

Correr puede ayudarnos a mejorar nuestra condición física y a quemar calorías con el fin de adelgazar
23 de mayo de 2013
Etiquetas
correr adelgazar

Correr es uno de los deportes más efectivos para adelgazar | Marc S.

Para despojarnos de los kilos que nos sobran no basta con modificar nuestros hábitos alimenticios, hay que mover los michelines. El verano se acerca sigilosamente, por lo que es tiempo de realizar alguna actividad aeróbica que te permita quemar grasa y adelgazar saludablemente. Correr es un método infalible para perder peso y mejorar tu condición física, con el plus añadido de no tener que pagar una cuota en el gimnasio o un entrenador personal y hacer un gran desembolso económico en equipamiento deportivo.

Lo único que necesitas son unas zapatillas de running y ganas de salir a la calle a devorar el asfalto. Precisamente, lo más difícil es crear ese hábito y mantener la constancia a largo plazo. Aquí encontrarás las claves para adelgazar corriendo, sin perder la paciencia ni tirar la toalla a primeras de cambio.

Tómatelo con calma

Comienza con recorridos cortos para minimizar el impacto en las rodillas y evitar lesiones. Tu objetivo no es llegar primero a la meta, es correr para adelgazar. Procura controlar la postura y la respiración; ya habrá tiempo de incrementar la velocidad. Al principio, es normal que te canses tras cinco minutos corriendo y no seas capaz de mantener el ritmo. Date tiempo, pero sé constante.

¿Cuánto hay que correr para adelgazar?

Un estudio reciente publicado en The Journal of American College of Cardiology afirma que con solo correr 10 minutos al día es suficiente para mejorar la calidad de vida y condición física. Todos los excesos son malos, así que la cantidad de tiempo dependerá de nuestra condición física y de nuestros objetivos. Si quieres adelgazar, puedes tratar de correr 30 minutos, tres veces por semana, y combinar el running con otras actividades como la natación o la musculación.

Hidrátate y come de forma sana y equilibrada

Tu cuerpo necesita combustible de calidad. No es preciso hacer una dieta restrictiva, sino más bien evitar la bollería industrial y el picoteo entre horas. Recuerda incluir en tu alimentación entre tres y cinco piezas de fruta diarias para obtener energía, y beber, como mínimo, dos litros de agua al día. Asimismo, antes de salir a correr, evita tomar ciertos alimentos que puedan producir pesadez estomacal e incluso gases.

El paradigma del descanso

No por salir correr todos los días de la semana vas a perder más peso. Si no duermes el tiempo necesario y te tomas un descanso entre sesión y sesión, acabarás por rendirte y detestar el running. A medida que te vayas adaptando a este magnífico deporte, podrás correr más rápido e introducir series y explosivos cambios de ritmo con el fin de quemar más calorías. El descanso es fundamental; tus músculos necesitan reponer energía y reacondicionarse. Al terminar de entrenar, es muy importante dedicarle unos minutos a los estiramientos.

En Muy en forma | Correr: beneficio físico y estético

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.