» » » Correr en cuestas

Correr en cuestas

Correr en cuestas es una técnica que precisa de una base previa, ya que puede ser agotadora y compleja si no se está acostumbrado a correr de forma habitual

26 de diciembre de 2012
Correr en cuestas

Correr en cuestas, un reto de muchos corredores | Ana

Si disfrutas corriendo y devorando kilómetros, seguro que no hay día que no pienses en batir tus marcas y progresar en el desarrollo de la carrera. Una buena forma de lograrlo es con el entrenamiento en cuestas. No es simple casualidad que sea considerada una de las técnicas más eficaces para trabajar la potencia aeróbica y mejorar la velocidad y la fuerza de las piernas, el principal arma del corredor. Cuando las cosas se ponen cuesta arriba, hay que cambiar el “chip” para que no te invada la fatiga de inmediato ni desaprovechemos energía.

El ascenso en terreno montañoso no siempre es tarea fácil y, en general, va a depender de nuestra forma física, del tono muscular del abdomen y los lumbares. Cuando se empieza a entrenar cuesta arriba es probable que encontremos pendientes muy pronunciadas que aún no seamos capaces de subir corriendo, por lo que se debe aminorar el paso o andar. A medida que vayamos progresando, el entrenamiento en cuestas ayudará a fortalecer los cuádriceps y optimizar la zancada, al tiempo que aumenta la resistencia al esfuerzo.

Mantener una postura erguida y controlar el ritmo de respiración son las claves del éxito

La clave del éxito al correr en cuestas está en controlar una serie de variables. La postura corporal no es la misma en pendientes que en terreno plano, por lo que es importante mantener una postura erguida para facilitar la respiración.

Dosifícate, no intentes llevar el mismo ritmo que en zonas planas, sino un ritmo constante que te permita llegar al final de la carrera. La posición de los brazos y manos también influirá, ya que la tensión del cuerpo aumenta si cerramos los puños mientras corremos. Si la pendiente es muy pronunciada, puedes ayudarte apoyando las manos sobre los cuádriceps y presionando con cada zancada hasta que la inclinación disminuya.

Otro dato a tener en cuenta es la respiración; hay que tratar de inspirar el máximo aire posible y expulsarlo poco a poco.

Un último consejo: conserva la calma y acelera a medida que te acerques a la cima para no cansarte a primeras de cambio.

En Muy en forma | Cómo correr más rápido

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Un comentario
  1. JAVIER
    Publicado el 31 julio, 2014 a las 18:14 | Enlace

    yo salgo a correr en ayunas con polainas y chaleco para sudar me tomo una capsula de multivitaminico es bueno en lugar de un tentempie? corro alrededor de una hora es sufuciente para mantenerme bien en forma? además de que tengo un poco alto el ácido úrico y triglicéridos

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.