Consejos para tomar el sol sin miedo

Evita la exposición solar a las horas centrales del día y usa cremas de protección solar alta o muy alta
9 de julio de 2013
Etiquetas
consejos tomar sol

Usar el sentido común es el mejor consejo para disfrutar del sol sin sobresaltos | Gob

Ya está aquí el verano y las agradables temperaturas que tanto añorábamos después de una primavera pasada por agua. Los rayos solares pueden ser uno de los mayores enemigos de nuestra piel si no adoptamos una serie de medidas preventivas y seguimos el consejo que se repite cada año: usar el sentido común y tomar el sol con precaución para así gozar de todos sus beneficios saludables.

De entrada, hay que evitar la exposición solar en las horas centrales del día (entre las 12 y 16 horas), momento en el que las radiaciones solares son más agresivas. También debemos proteger el rostro y las zonas del cuerpo más sensibles al sol, la propia cara, el cuello, la cabeza, el escote y las orejas. A fin de evitar la aparición de manchas oscuras en la piel, se desaconseja el uso de desodorantes, colonias y otros productos que contengan alcohol y perfumes.

Evita tomar el sol durante las horas centrales del día

Es muy importante escoger una crema de protección solar alta o muy alta y aplicarla 30 minutos antes de exponernos al sol, repitiendo el gesto después del baño. No es recomendable usar protectores solares de un año para otro, dado que podrían perder eficacia y rebajar su índice de protección al permanecer en lugares sobrecalentados. Como complemento, podemos usar barras de labios fotoprotectoras, gafas de sol adecuadas y sombreros o gorras que protejan la cabeza. También es preciso tomar abundante líquido para compensar la pérdida por la exposición solar.

Tras la jornada de playa, conviene tomar una ducha sin jabones con demasiados surfactantes o perfumes, así como aplicar una crema hidratante que refresque y nutra la piel reseca y deteriorada por el cloro o la sal. Asimismo, hay que tener en cuenta que los rayos ultravioletas dañan más el cabello cuando no está seco, por lo que nunca debemos exponernos al sol con el pelo mojado o húmedo. Procura cubrir tu cabello con un pañuelo o sombrero para que no pierda proteínas, y utiliza champús, acondicionadores y mascarillas con filtro solar.

En Muy en forma | Tanorexia, la adicción a tomar el sol

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.