Consejos para tener unos dientes sanos y relucientes

Para lucir una dentatura sana, blanca y reluciente es necesario, además de lavarse los dientes como mínimo dos veces al día, controlar la ingesta de diversos alimentos que podrían dañarla
4 de septiembre de 2012
Etiquetas

dientes sanos

Nuestros hábitos de consumo influyen más de lo que creemos en la blancura y la salud dental. Dejar de fumar puede ser un buen propósito, ya que los dientes tienden a mancharse e ir adoptando gradualmente un color amarillento por la acción de la nicotina y el alquitrán del tabaco. Las bebidas de cola, el té, el café y el vino tinto también poseen pigmentos que afectan a la coloración de los dientes y generan antiestéticas manchas.

¿Hay alimentos que puedan blanquear los dientes? Es vox populi que comer una manzana, una zanahoria o un trozo de apio a mordiscos ayuda a limpiar y pulir dientes y encías, pero no existen pruebas científicas de que aumenten el flujo salival. También se comenta que las fresas contienen una enzima presente en las pastas dentífricas blanqueadoras, el ácido málico. Pero se trata de un mito; es falso que el ácido málico se use como blanqueante. Es más, las fresas, por su color y su acidez, podrían producir más tinción que un efecto blanqueador.

Sabemos que los cítricos son una fuente de vitamina C, la cual contribuye a incrementar la producción de saliva y favorece el blanqueamiento y la limpieza bucal. Además, la vitamina C actúa como protección antibacteriana y colabora con la salud gingival. Se recomienda llevar una alimentación equilibrada y completa, evitar el picoteo entre horas así como el tabaco y el café para lucir una sonrisa radiante y saludable.

Es imprescindible seguir unas normas de higiene para prevenir enfermedades bucodentales y mantener la boca en perfecto estado. Otros de los factores a tener en cuenta son el uso de flúor y el consumo moderado de alimentos cariogénicos, o, lo que es lo mismo, azúcares y carbohidratos. Alimentos como el pan pueden ser incluso más perjudiciales que las golosinas, ya que como carbohidrato contribuye en la misma medida al desarrollo de caries.

Comer y beber con demasiada asiduidad tampoco es positivo, porque no damos tiempo suficiente a que el esmalte se remineralice por completo. El té y el café manchan menos los dientes si van acompañados con leche, y terminar una comida con una porción de queso ayuda a neutralizar la acción de los ácidos producidos por los alimentos ricos en carbohidratos. Los chicles sin azúcar estimulan el flujo salival y eliminan los restos de comida.

Los expertos aconsejan cepillarse los dientes como mínimo dos veces al día con un dentífrico con flúor y limitar el consumo de bebidas y alimentos ácidos a las comidas principales.

Como veis, hay mucha leyenda urbana sobre los alimentos que ayudan a blanquear los dientes. Creo que en este decalógo de ideas es de obligada inclusión el humor. Sonreír transmite alegría e irradia belleza, así que la risa no debe faltar en nuestros consejos para mantener unos dientes sanos y con luz propia.

Fotografía | Juanjolostium

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.