Consejos para marcar los abdominales

Para eliminar la grasa localizada en el abdomen hay que combinar el trabajo aeróbico con ejercicios específicos y cuidar la alimentación
25 de julio de 2012
marcar abdominales

Lucir unos abdominales marcados y definidos no es tarea fácil | Tonymadrid P.

Marcar los abdominales, aunque sea uno de nuestros principales objetivos nada más llegar al gimnasio, no es tarea fácil. La grasa abdominal es el enemigo número uno en la carrera por conseguir la tan ansiada “tableta de chocolate”. Por cuestiones genéticas, es en la zona abdominal donde se acumula ese depósito de grasa que tanto nos cuesta eliminar. Sólo es posible quitar la grasa del medio con mucha perseverancia y trabajo aeróbico. Incluso las personas de constitución delgada tienen dificultades a la hora de marcar completamente los abdominales.

Ejercicio aeróbico y abdominales

Sabemos que hay múltiples ejercicios específicos, y también aparatos, que prometen un vientre plano y tonificado en muy poco tiempo. Pero la cuestión no es entrenar los músculos a lo bestia, sino acabar con los michelines que cubren los abdominales para que afloren y sean visibles. De nada sirve hacer una tabla de abdominales si no emprendemos una actividad aeróbica para quemar calorías, como por ejemplo correr, nadar, ejercitarse en bicicleta estática o elíptica

Es importante entrenar tanto el recto abdominal como los oblicuos, así como realizar abdominales hipopresivos e isométricos y no repetir instintivamente el mismo ejercicio, sino más bien ir alternando y establecer rutinas de ejercicios –con días de descanso incluidos–, al igual que hacemos con otros grupos musculares. Lo ideal, por tanto, es crear tu propia rutina de abdominales, a tu medida, y hacerla dos o tres veces por semana. Este sería un buen ejemplo:

rutina abdominales

Alimentación

Si empezamos de cero, la paciencia es clave, teniendo en cuenta que es un trabajo a medio o largo plazo. Cuando tenemos interés en definir, también hay que cuidar la alimentación y dejar a un lado los alimentos ricos en grasas saturadas y con alto contenido calórico. Una dieta baja o, mejor aún, “justa” en grasas ayudará a que nos despidamos progresivamente del flotador que tapa los abdominales.

Hay que cambiar de hábitos. Para marcar el six pack no vale ponernos hasta arriba de dulces y fritos y luego ejercitarnos como posesos. El estrés no es un buen aliado; disfruta de cada entrenamiento y no te obsesiones con lucir tableta. La retención de líquidos es otro de los factores que influye en que se vean o no los abdominales. Además de eliminar o limitar la cantidad de sal en la dieta y beber agua, podemos tomar infusiones y alimentos diuréticos como la piña, la alcachofa o la sandía, entre otros.

Es clave dejar a un lado los alimentos ricos en grasa y no obsesionarse

A grandes rasgos, hay que incluir en la dieta carbohidratos de absorción lenta, como, por ejemplo, cereales integrales, legumbres y hortalizas. Nos aportarán energía suficiente y nuestro cuerpo la aprovechará al máximo evitando que se deposite en forma de grasa. También contienen fibra, indispensable para mantener el organismo depurado y el vientre libre de los hinchazones que provocan las toxinas y gases.

También es aconsejable realizar cinco comidas al día y optar por los frutos secos naturales (nueces, por ejemplo) entre horas para no añadir grasas nada saludables e innecesarias a la dieta.

En Muy en forma | Abdominales con ‘fitball’

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.