Consejos para comer de táper en verano

24 de julio de 2012
Etiquetas

comer taper

Si somos lo que comemos, yo me transformaría en una macroensalada con brotes tiernos de lechugas, tomatitos cherries, queso y nueces. No cabe duda de que para gozar de una salud de hierro los alimentos juegan un papel determinante. Para comer sano, sin que nuestro bolsillo se resienta, solemos tirar del tupperware, de la fiambrera de toda la vida. 

Los altibajos económicos no son excusa para elaborar menús saludables y equilibrados. En verano es habitual comer fuera de casa, organizar excursiones familiares a la montaña o pasar el día tomando el sol en la playa, por lo que cada vez son más los que optan por llevarse la comida a donde sea necesario. Vamos a aportar algunas ideas para que prepares tu táper sin descuidar la dieta, pero también os daremos consejos y precauciones a considerar en los días más sofocantes del año.

Para empezar, intenta organizarte e incluir alimentos variados. Así evitaremos caer en la monotonía y acabar añadiendo snacks o un simple sándwich. La comida ha de ser lo más completa posible, no deben faltar los alimentos proteicos, hidratos, frutas y verduras. Aquí van algunas preparaciones sanas, económicas y equilibradas que puedes llevar en la fiambrera: ensaladas de todo tipo, con hojas verdes, pechuga de pollo desmenuzada y maíz, algún zumo natural o agua saborizada para beber, y como postre unas rodajas de piña tropical.

Más sugerencias. Una berenjena o un calabacín relleno con verduras y carne, acompañada con un refresco sin azúcar y una macedonia de frutas. Una hamburguesa de pavo aderezada con mostaza, agua y una pieza de fruta de temporada como postre. Una ensalada de pasta o arroz, con zanahoria rallada y guisantes, una bebida no azucarada y un yogur natural. Deja volar tu imaginación y recuerda que sólo es necesario planificar el menú para que comer de táper sea saludable.

No olvides que el calor es el enemigo de la conservación de los alimentos. Para evitar intoxicaciones, hay que tener en cuenta una serie de consejos básicos. Uno es limitar el tiempo que transcurre desde la elaboración hasta el consumo. Otro, lavar las frutas y verduras con agua potable y desinfectar las hortalizas cuando sea posible, y, sobre todo, no mantener los alimentos a temperatura ambiente durante más de cuatro horas.

Algunos alimentos no son recomendables para el táper veraniego, ya sea por la humedad, por las elevadas temperaturas o por sus propios nutrientes. De modo que conviene evitar los huevos y los productos que los contengan, los pescados y mariscos, la carne picada, salchichas o hamburguesas, así como la leche y sus derivados. Los yogures y quesos frescos se han de guardar en frío, en la nevera portátil, hasta el momento de consumirlos. Si piensas preparar algún aliño para la ensalada, se aconseja envasarla en un bote de cristal y no en una botella de plástico.

Fotografía | Mamichan

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.