Cómo respirar al correr

No existe un modo mejor que otro para respirar al correr o al desempeñar cualquier otra actividad física, por lo que cada uno debe elegir la que le resulte más adecuada
2 de abril de 2014
Etiquetas
respirar correr

Aprender a respirar mejor te ayudará a progresar en el mundo del ‘running’ | U.S.Army

Aprender a respirar correctamente es crucial para correr a buena intensidad sin quedarnos sin aliento. A medida que aumenta la intensidad de la actividad física, más oxígeno debemos utilizar. Si los músculos no reciben la cantidad de oxígeno necesaria, sufriremos fatiga y tendremos que reducir la intensidad o parar.

No existe un modo óptimo para respirar mientras corremos o practicamos deporte, de manera que cada runner debe administrar su respiración si quiere evitar el cansancio o agotamiento temprano. Tener un adecuado patrón respiratorio nos convertirá en corredores más eficientes, dado que seremos capaces de cubrir largas distancias sin agotarnos a primeras de cambio. Cuando uno empieza a correr ha de hacerlo a un ritmo en el que pueda respirar con facilidad, un ritmo llevadero que permita mantener una conversación sin que falte el aire. La idea es gestionar la demanda de oxígeno para no ir forzados a nivel de respiración y correr el riesgo de que los músculos digan basta.

¿Respirar por la boca o por la nariz?

Es un eterno dilema con opiniones para todos los gustos. Lo lógico sería tomar aire por la nariz y expulsarlo por la boca, consiguiendo así que entre depurado al organismo. No obstante, respirar solo a través de la nariz puede provocar que tensemos los músculos faciales y apretemos la mandíbula, lo cual no nos interesa en absoluto. En realidad lo que importa es estar cómodos y respirar de forma natural, aportando suficiente oxígeno al organismo para avanzar en la carrera.

Como decimos, no existe un modelo de respiración ideal para correr más y mejor; cada corredor utilizará en mayor medida una vía u otra en función del ritmo que lleve, y encontrará la forma con la que se encuentra más cómodo. No hay que obsesionarse con este tema, porque respirar de forma correcta no se domina de un día para otro; requiere continua práctica, paciencia y utilizar los pabellones auditivos para saber cuándo bajar el ritmo.

En Muy en forma | Respiración en el deporte

Un comentario
  1. Elbert
    Publicado el 8 septiembre, 2015 a las 22:53 | Enlace

    Muchas gracias por la información

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.