Cómo proteger las manos al entrenar con mancuernas

Usar unos guantes acolchados y con costuras reforzadas en los dedos garantiza la protección de las manos cuando entrenamos con pesas o mancuernas. La prevención es clave en el cuidado de las manos
26 de marzo de 2013
Etiquetas,  ,  ,  
guantes manos pesas mancuernas

Unos guantes flexibles y transpirables ayudarán a mantener las manos cuidadas | Newbirth35

¿Utilizas guantes al entrenar con pesas o mancuernas? Entre los asiduos al gimnasio, hay quien prefiere trabajar con la mano desnuda y quien opta por protegerlas y tener un agarre más seguro, que no dificulten factores como el sudor. La inmensa mayoría de los que le rinden culto a los músculos creen que la primera opción es la más acertada hasta el momento que empiezan a notar que sus manos sufren daños evitables. A partir de entonces, se dan cuenta de la importancia que tiene cuidar las manos al entrenar con pesas.

Lo normal es que al cabo del tiempo aparezcan callos, durezas, ampollas y rozaduras, y las manos tengan un aspecto seco y descuidado. Principalmente a las mujeres, estos estigmas –fruto de darlo todo en la sala de musculación– nos resultan antiestéticos y poco femeninos. ¿Hay algún modo de prevenir las durezas y/o conseguir que desaparezcan?

Usar unos guantes de fitness con la palma acolchada y antideslizante y costuras reforzadas en los dedos nos ayudará a proteger las manos e impedir su deterioro. Hoy en día, en cualquier tienda de equipamiento deportivo se consiguen fácilmente guantes fabricados con materiales transpirables y dorso elástico para mayor confort y adaptación. A la hora de comprar unos guantes hay que fijarse en que el tejido sea flexible, a la par que resistente, y que lleven muñequera con velcro para un óptimo ajuste y sujeción.

Unos buenos guantes, transpirables, antideslizantes y acolchados, son fundamentales para entrenar

Es fundamental mantenerlos en buen estado, procurando lavarlos a menudo y dejarlos secar al aire. Son nuestra herramienta de trabajo en el gimnasio y, siempre que los cuidemos, pueden durar mucho tiempo, por lo que está justificado hacer una pequeña inversión para proteger nuestras manos.

Al terminar de entrenar, mientras tomamos la ducha de rigor, hay que lavarse bien las manos con agua y jabón para evitar que proliferen los gérmenes. Después de secarlas bien, también entre los dedos, nos aplicaremos una crema hidratante.

Otro consejo útil es realizar una vez a la semana un peeling en las manos, sumergiéndolas unos minutos en agua templada y eliminando las células muertas con una piedra pómez o un guante de crin. Tras el secado, volveremos a aplicar una loción hidratante o crema de aloe de vera.

Y tú ¿guardas algún secreto para mantener las manos en perfecto estado?

En Muy en forma | ¿Entrenar con guantes o sin ellos?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.