¿Cómo preparar tu propia bebida isotónica casera?

Puedes preparar tu propia bebida isotónica casera empleando un litro de agua, bicarbonato sódico, azúcar, miel o glucosa, sal y zumo de frutas
19 de noviembre de 2011
Bebida isotonica casera

Preparar bebida isotónica casera es muy sencillo | Roadsidepictures

Llegas a casa después de un duro entrenamiento y te encuentras con que todas las tiendas están cerradas, por lo que es imposible encontrar una sola gota de bebida isotónica. ¿Qué opción eliges? A: recorres la ciudad pensando que no puedes tener tan mala suerte; B: te quedas de brazos cruzados; C: decides preparar tu propia bebida isotónica en casa. Sin duda, yo me decantaría por la opción C, la decisión más acertada, ya que después de un esfuerzo físico intenso lo único que apetece es calmar la sed y reponer fuerzas, sin contar que nos ahorraremos dinero y tendremos mayor control sobre los ingredientes que se incluyen.

Recordemos que las bebidas isotónicas evitan la deshidratación y al contar con hidratos de carbono nos proporcionan energía, ayudando a mantener estable los niveles de glucosa en sangre. Hidratarse antes, durante y después del ejercicio físico es fundamental para cualquier deportista, porque favorece la recuperación y ayuda a prevenir lesiones. Tras un esfuerzo prolongado se recurre a estas bebidas para mejorar el rendimiento físico, puesto que además de agua contienen minerales que perdemos a través del sudor. Ten en cuenta que la mayoría de preparados que se comercializan contienen aromas y colorantes que siempre es mejor evitar.

Ingredientes

Para preparar nuestra propia bebida isotónica casera utilizaremos como base uno de los mejores reconstituyentes que existen, el agua. Usaremos aproximadamente un litro de agua y añadiremos los ingredientes que citamos a continuación. En primer lugar incorporaremos una cucharada de bicarbonato sódico y dos cucharadas de azúcar moreno, miel o glucosa (este último ingrediente se absorbe más rápido, por lo que es la mejor alternativa). Acto seguido agregaremos un pellizco de sal, que nos aportará yodo. Para finalizar añadiremos un vaso de zumo de frutas, a ser posible de cítricos como las naranjas, los pomelos o los limones recién exprimidos, que le proporcionará más sabor, así como vitaminas y minerales entre los que figuran el magnesio y el potasio.

Solo resta mezclar todos los ingredientes en un botella y agitarla hasta que la mezcla se vuelta uniforme.

Como ves, siguiendo unos cuantos pasos podemos elaborar nuestra bebida isotónica con productos totalmente naturales.

En Muy en forma | Las bebidas isotónicas son eficaces en actividades físicas intensas

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.