Comer yogur para prevenir la hipertensión a largo plazo

Según un estudio reciente, las probabilidades de padecer hipertensión se reducen en un 31% consumiendo yogur regularmente
24 de septiembre de 2012
Etiquetas,  
yogur hipertension

El yogur ayuda a combatir la hipertensión | Johanne F.

Desde la antigüedad, el yogur se convirtió en un alimento básico para los pueblos nómadas, tanto por su textura y sabor característico como por sus valiosas propiedades. Una de ellas es que ayuda a estabilizar la flora intestinal y el conjunto de microorganismos que residen en el sistema digestivo, combatiendo casos de extreñimiento y diarreas. Además de aportar proteínas de alto valor biológico y ser rico en calcio, facilita la asimilación de nutrientes y ayuda a reducir el colesterol en sangre.

El yogur es de los pocos alimentos que se incluyen en cualquier régimen, y está especialmente indicado para las personas que no toleran la leche de vaca. En base a un reciente estudio de la Universidad Tufts de Boston (EEUU), a todas estas excelentes virtudes podemos sumarle una más: comer yogur también ayuda a prevenir la hipertensión arterial a largo plazo.

Si consumimos yogur regularmente, por lo menos una porción cada tres días, seremos menos propensos a desarrollar hipertensión arterial. En concreto, las personas que ingieren la citada cantidad de yogur tienen un 31% menos de probabilidad de padecer esta patología. Son los resultados que se extraen del ensayo clínico que se realizó durante 15 años a más de 2.000 voluntarios que no presentaban alta presión arterial al inicio del seguimiento.

Los investigadores constataron que las personas que consumían más yogur tenían menos riesgos de sufrir hipertensión. Los que no tomaban fármacos –pero sí yogur– tenían la presión arterial más baja que los que no lo incorporaban a su dieta.

¿Sabías que en el interior del yogur hay más de 100 millones de bacterias vivas dispuestas a combatir las infecciones? Razón de peso para empezar a tomarlo a cualquier hora sin sentimiento de culpa, dado que posee alrededor de 61 calorías por cada 100 gramos. Incluso puede acompañar a guarniciones de todo tipo o servir como sustituto del aceite en salsas y aliños.

En definitiva, en el marco de una alimentación equilibrada, y junto otros hábitos saludables, el yogur puede ayudarnos a prevenir la hipertensión.

En Muy en forma | Hipertensión: causas y síntomas

Un comentario
  1. Consuelo
    Publicado el 29 agosto, 2014 a las 19:46 | Enlace

    Y si ya tienes hipertensión ¿Te ayudaría el yoghurt a largo plazo?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.