Coliflor con bechamel

La coliflor con bechamel es un plato tan sabroso como sano. Reemplazando algunos ingredientes conseguimos obtener una versión ligera de la misma receta, con menos calorías; optamos por leche desnatada y aceite en lugar de mantequilla
16 de Julio de 2015
Etiquetas
coliflor con bechamel

Coliflor con bechamel, una receta saludable y fácil de elaborar | Lablascovegmenu

Cocinar sano y en poco tiempo es cuestión de organizarse y planificar un menú que nos sirva de referencia a lo largo de la semana. Comer de manera saludable no es sinónimo de renunciar a platos sabrosos y placenteros. Sin duda, se puede disfrutar comiendo llevando una alimentación sana.

Tener en la despensa productos esenciales (harina, aceite, verduras…) y un archivo de recetas que se preparen en unos minutos te permitirá simplificar, cocinar más rápido y ofrecerle lo mejor a tu cuerpo sin crearte estrés. En tu recetario no puede faltar un plato tan sencillo y con tanta chispa como la coliflor con bechamel ligera, la manera perfecta de conseguir que hasta los más reticentes a las verduras se aficionen a ellas.

Ingredientes (para 4 personas)

  • 1 coliflor grande
  • 200 gramos de jamón cocido
  • 1 cebolla
  • 30 gramos de harina integral
  • 500 mililitros de leche desnatada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta

Preparación

Limpia la coliflor, retira el corazón y las hojas que la envuelven y corta en ramilletes. Pon a cocer la coliflor en una cacerola con agua y sal. Deja que se cocine durante una media hora, hasta que esté tierna. Escurre y reserva.

Para hacer la bechamel, pela y corta la cebolla en daditos y sofríela en un sartén con dos cucharadas de aceite y una pizca de sal. Añade el jamón cocido (o serrano) en cubos. Saltea.

A continuación, incorpora la harina y rehoga bien. Vierte poco a poco la leche y remueve bien con la ayuda de una varilla para que no se formen grumos a medida que espesa. Aromatiza, al gusto, con nuez moscada, pimienta y sal.

Coloca los ramilletes de coliflor en una fuente de horno y cubre con la salsa bechamel. Introduce en el horno y gratina 5 minutos. Sirve bien caliente.

Propiedades saludables

La coliflor está repleta de antioxidantes que nos protegen de los radicales libres y de las enfermedades que ocasionan. El consumo elevado de crucíferas como la coliflor se relaciona con un menor riesgo de padecer cáncer.

Además de por su efecto anticancerígeno, la coliflor es conocida por sus propiedades depurativas y diuréticas. Debido a que presenta un alto contenido de potasio y un bajo aporte de sodio, favorece la eliminación de líquidos y resulta beneficiosa para quienes sufren hipertensión arterial. Como fuente de folatos, la coliflor es un alimento muy a tener en cuenta por las mujeres embarazadas.

La coliflor contiene un alto porcentaje de agua y poco más de 20 calorías por cada 100 gramos de peso, lo que la hace especialmente interesante para las dietas de adelgazamiento. La riqueza en fibra de la coliflor le confiere propiedades laxantes, por lo que su consumo es adecuado tanto para prevenir como para mejorar el estreñimiento.

El ingrediente estrella de nuestra receta es una hortaliza tan nutritiva y buena la salud como suculenta para el paladar. Se trata de un plato que no lleva ingentes cantidades de grasa, ya que hemos empleado aceite en lugar de mantequilla y leche desnatada en vez de entera. Una ración de coliflor con bechamel ligera tiene un valor calórico inferior a 200 calorías. ¿Te animas a prepararla?

En Muy en forma | Crema de coliflor

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.