Cola de caballo: propiedades medicinales

Las propiedades de la cola de caballo son reconocidas en las dietas de adelgazamiento, retención de líquidos y para combatir algunas enfermedades por su gran contenido en silicio
4 de octubre de 2011
cola caballo propiedades

Cola de caballo, una planta repleta de propiedades saludables | Xoxote

Todos conocemos la gran utilidad para el organismo que nos aportan las infusiones a base de hierbas. Por sus múltiples beneficios terapéuticos, se han empleado durante siglos como remedios caseros para prevenir y aliviar múltiples dolencias. Entre ellas, destaca la cola de caballo o Equisetum arvense, que es una de las especies más diuréticas por su riqueza en potasio y flavonoides, y se asocia frecuentemente con los problemas de retención de líquidos.

Gracias a sus propiedades, la cola de caballo puede ser un comodín para las personas que siguen dietas hipocalóricas o que quieren perder peso, aunque resulta evidente que por sí sola no hace milagros. La clave está en complementarla con una dieta equilibrada y la práctica regular de ejercicio físico.

Para adelgazar, la cola de caballo posee unas propiedades únicas. Su alto poder depurativo nos ayudará a eliminar toxinas del organismo. Además de ser recomendable para los casos de sobrepeso, es eficaz en el tratamiento de enfermedades reumáticas como la artritis y la gota, y otras afecciones del aparato urinario como son la cistitis, los cálculos renales y problemas de próstata.

Esta planta herbácea es también conocida por su capacidad para frenar las hemorragias –cuando la menstruación es demasiado abundante o por ejemplo sufrimos epístaxis o sangrado nasal– dado su alto contenido en ácido péctico y gálico. Buena parte de sus propiedades medicinales se deben a que es rica en silicio, lo que la convierte en un excelente remineralizante, beneficioso para fortalecer los huesos, regenerar los tejidos y recuperarse de lesiones, fatiga o grandes esfuerzos físicos. Asimismo, el sílice ayuda a mejorar el aspecto de las uñas y a prevenir la calvicie, reforzando el crecimiento del cabello.

Indagando todavía más en sus múltiples propiedades, la cola de caballo es la gran aliada de la piel. Es considerada un coméstico natural porque ayuda a mantener el tejido que forma la epidermis; además, actúa positivamente en afecciones oculares como la conjuntivitis por su poder antiinflamatorio.

Al consumir la cola de caballo debemos tener algunas precauciones, pues podría ocasionar ciertos efectos secundarios. No es aconsejable excederse en el consumo de los extractos de equiseto, ya que podría provocar irritación en el tracto digestivo. Es recomendable consultar previamente a un especialista si se desea tomar durante el embarazo o en el periodo de lactancia.

En Muy en forma | ¿Para qué sirve la cola de caballo?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.