Coca-Cola y Pepsi cambian su 'fórmula' para evitar la advertencia sobre el cáncer

  • ◙  Coca-Cola y Pepsi rebajan la cantidad de 4-metilimidazol presente en sus refrescos de cola
  • ◙  El motivo es que han encontrado relación entre dicho ingrediente y el riesgo de cáncer en roedores
12 de marzo de 2012
Coca Cola Pepsi receta ingredientes cancer

Coca-Cola y Pepsi, cuestionadas nutricionalmente por su etiquetado e ingredientes | Oleg S.

Mejor prevenir que lamentar males mayores. Esto han debido pensar Coca-Cola y Pepsi, las dos empresas que monopolizan alrededor del 90% del mercado de las bebidas gaseosas en Estados Unidos.

Estarás cansado de oír que las bebidas carbonatadas no son buenas para salud. Así que, al menos hoy, nos limitaremos a informaros sobre la reciente modificación de la “fórmula secreta” de la Coca-Cola y la Pepsi.

Los fabricantes de estos refrescos han decidido cambiar la composición de sus productos para no verse obligados a colocar una etiqueta que advierta a los consumidores del riesgo de cáncer. Para ahorrarse la polémica que suscitaría incluir estos términos en el envase han resuelto la papeleta rebajando la cantidad del denominado 4-metilimidazol o 4-MEI. Este ingrediente es el que le proporciona el color caramelo tan característico a ambas bebidas de cola.

Todas las alarmas han saltado ante la sospecha de que este colorante pudiera ser cancerígeno. El estado de California ha incluido el 4-metilimidazol en la lista de sustancias que suponen riesgo de cáncer, de modo que sería obligatorio informar a los consumidores de su presencia en la etiqueta del producto. La razón principal es que, según un estudio reciente, esta sustancia química estaría relacionada con el cáncer en ratones y ratas.

La Asociación Americana de bebidas, que representa al sector, ha manifestado que “no hay evidencia de que suponga riesgo alguno para la salud pública“. Coca-Cola se ha apresurado en lanzar un mensaje tranquilizador a los consumidores habituales, afirmando que “no hay motivos para preocuparse”. Según el representante de la compañía, este cambio de última hora en la receta de las bebidas “no se debe a que entrañen riesgo para la salud de la población”.

El hecho de rebajar la cantidad de dicho ingrediente sería sólo el camino a seguir para que las ventas no disminuyan, es decir, para no tener que incluir en el envase la correspondiente advertencia de cáncer. Nos preguntamos si no sería más sencillo modificar la etiqueta en lugar de una fórmula que lleva años y años proporcionándoles millones de dólares. ¿Será nocivo el 4-MEI?

Estas y otras cuestiones asaltan nuestra mente. Quizás las multinacionales se nieguen a admitirlo, quieran correr un tupido velo, o pretendan ponernos una venda en los ojos para que sigamos consumiéndolas a mansalva, aunque no le hagamos un favor a nuestro cuerpo.

¿Piensas seguir bebiendo Coca-Cola y Pepsi tras conocer esta noticia? Por lo que nos cuesta “desengancharnos”, nos atreveríamos a afirmar que también llevan algún componente adictivo.

En Muy en forma | ¿La etiqueta de los refrescos debería incluir el ejercicio físico equivalente para quemar sus calorías?

2 Comentarios
  1. luz
    Publicado el 12 marzo, 2012 a las 14:50 | Enlace
    • Juan F. Rodríguez
      Publicado el 12 marzo, 2012 a las 16:35 | Enlace

      Hola Luz:

      Hemos recogido la noticia con nuestras propias palabras y opinión personal, y después, como siempre hacemos, hemos citado con un enlace directo a nuestra fuente, en este caso BBC.co.uk, cosa que el medio que citas no ha hecho.

      Lo lamentamos, pero no entendemos el porqué de su comentario. Cualquier otra observación estaremos encantados de ayudarle.

      Saludos

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.