La chirimoya, una fruta rica en potasio

La chirimoya es una fruta rica en potasio, un mineral imprescindible para el desarrollo muscular y neurológico, que ayuda a mantener una presión arterial normal
30 de octubre de 2011
Etiquetas,  ,  
chirimoya potasio

La chirimoya, una fruta muy nutritiva y saludable, además de rica en potasio y otros minerales | Sylvia

La chirimoya tiene su origen en los Andes peruanos y Ecuador, aunque también se asocia con otros países de América del Sur como Chile y Colombia.

Dependiendo de la variedad, esta fruta puede tener una forma globular u ovalada, presenta una piel de color verde y una pulpa blanca muy aromática que tiene numerosas semillas alrededor, y se caracteriza por su sabor dulce y ácido a la vez.

Estamos en un período de transición por el cambio estacional, así que las frutas de temporada continúan variando. Esta es la mejor época para apreciar el sabor de la chirimoya y aprovecharnos de sus propiedades nutritivas.

Propiedades de la chirimoya

Para elegir una chirimoya debemos prestar atención a su piel, ya que ésta no debe presentar imperfecciones. Es conveniente comprarla sin que esté demasiado madura y conservarla a temperatura ambiente hasta que llegue a su punto óptimo de maduración. A nivel nutricional, la chirimoya es una gran fuente de potasio, llegando incluso a superar al plátano. Recordemos que el potasio interviene en numerosas funciones del organismo, siendo esencial para el correcto funcionamiento de las células, tejidos y organismos y absolutamente necesario para los deportistas, ya que influye en el desarrollo muscular.

La chirimoya posee unos 400 miligramos de potasio por cada 100 gramos, lo que la convierte no sólo en un aperitivo muy saludable sino en un producto estrella, ya que participa en la síntesis de las proteínas. Aunque está compuesta mayoritariamente por agua y es pobre en grasas, tiene un valor calórico bastante elevado (95 calorías cada 100 gramos), dado su alto contenido en azúcares, entre los que predominan la glucosa y la fructosa.

Además, la chirimoya cuenta con una importante cantidad de vitamina C, 14,8 miligramos por cada 100 gramos, y aporta fibra, favoreciendo así la absorción del hierro de los alimentos que consumimos y regulando el tránsito intestinal.

Por su bajo contenido en sodio, es recomendable para personas que sufren hipertensión, enfermedades cardíacas u otras afecciones del aparato circulatorio. En cambio, las personas que padecen insuficiencia renal deberán ejercer un mayor control en su consumo, por su elevado aporte en potasio.

En Muy en forma | Las aceitunas, un sabroso aperitivo con gran contenido en potasio

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.