Candidiasis intestinal

La candidiasis intestinal es una infección que se produce por el crecimiento desmesurado del hongo Candida albicans, levadura que en condiciones normales es controlada por la flora intestinal. Algunos de los síntomas comunes de la candidiasis intestinal son: malestar general problemas digestivos, dolor de cabeza, pérdidas de memoria, falta de concentración, irritabilidad…
17 de julio de 2015
candidiasis intestinal

Evitar alimentos ricos en azúcares es una buena medida contra la candidiasis intestinal | Heymrleej

La flora intestinal es un conjunto de bacterias que desempeñan importantes funciones en el organismo: protección de la mucosa intestinal, digestión de la lactosa, síntesis de vitaminas, etc. El desequilibrio del ecosistema microbiano intestinal puede favorecer el desarrollo de patógenos, como el hongo Candida albicans.

La oportunista cándida puede aprovechar el momento propicio para escapar del control de nuestras defensas naturales, crecer sin control y colonizar distintas partes del cuerpo. En condiciones normales, la cándida habita nuestro tracto digestivo sin producir daños, siendo controlada por la microflora.

¿Qué es la candidiasis intestinal?

Cuando las cándidas que residen en el intestino proliferan masivamente, se inicia el proceso denominado candidiasis intestinal. Se trata de una infección originada por el hongo Candida albicans que suele pasar desapercibida y no ser diagnostica, lo que contribuye a que la levadura crezca sin trabas.

Causas

Existen algunos factores que facilitan el crecimiento desmesurado del hongo cándida. Entre las causas por las que se puede alterar el equilibrio de la flora intestinal se encuentran: el estrés, el uso prolongado de ciertos medicamentos (antibióticos, anticonceptivos, esteroides…), la inmunodeficiencia y la intoxicación por materiales pesados, como el mercurio y el plomo.

También influye el tipo de alimentación; el exceso de azúcares o carbohidratos refinados en la dieta sobrealimenta al hongo Candida albicans.

Síntomas

Los síntomas de la candidiasis son tan variados que abarcan: problemas digestivos (flatulencia, diarrea, estreñimiento, heces con mucosidad, digestiones pesadas, hinchazón abdominal….), cansancio, fatiga crónica, malestar general, dolor muscular y de articulaciones, antojo de carbohidratos (dulces, pasta, pan…), acné, alergias cutáneas…

La candidiasis intestinal también presenta síntomas más complejos, tales como dolor de cabeza, mareos, pérdidas de memoria, falta de concentración, irritabilidad, insomnio, cambios repentinos de humor, bajones emocionales y depresión.

Diagnóstico y tratamiento

Para pautar un tratamiento es necesario realizar un diagnóstico en profundidad. Se lleva a cabo mediante un análisis de orina que revelará la posible existencia de infecciones por hongos o bacterias intestinales. Frecuentemente se relaciona con el déficit de algunos nutrientes.

Después de analizar las pruebas, el médico definirá un tratamiento adecuado a la severidad de la infección. Es probable que se administren medicamentos y/o productos naturales antifúngicos, antibióticos y suplementos probióticos.

El papel de la dieta en la candidiasis intestinal

La dieta es un factor clave a la hora de recuperar el equilibrio de la microflora. Un cambio de hábitos alimenticios resulta esencial para tratar la candidiasis intestinal.

De entrada se recomienda evitar los alimentos ricos en azúcares, refrescos, zumos y bebidas con alcohol y priorizar la ingesta de vegetales, legumbres y cereales integrales. Para combatir la candidiasis intestinal se debe incorporar la dieta diaria una cantidad suficiente de fibra y productos lácteos fermentados como el yogur o el kéfir.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.