Calorías del melón

El melón contiene muy pocas calorías (alrededor de 50 calorías por cada 100 gramos) y aporta vitaminas de acción antioxidante y una importante cantidad de fibra dietética, lo que lo convierte en un alimento indicado en dietas de control de peso
3 de Junio de 2015
Etiquetas,  ,  
calorías del melón

El melón es una fruta, además de deliciosa y nutritiva, baja en calorías | William I.

Sin duda, el melón es una de las frutas estrella del verano por su sabor dulce, capacidad refrescante y escaso valor energético. Debido a su moderado contenido de azúcares, el melón tan solo aporta entre 30 y 60 calorías por cada 100 gramos, según la variedad.

El melón es una elección saludable tanto de postre como entre horas en los meses más calurosos del año. Como apenas engorda y provoca sensación de saciedad, dado que posee una buena cantidad de fibra dietética, el consumo de melón está indicado en dietas de control de peso. Podría decirse que ayuda a mantener la línea y a no caer en la tentación de comer dulces u otros alimentos menos recomendables.

Es de fácil digestión, regula la función intestinal y sienta extraordinariamente bien cuando está fresco. Pero es que, además, nos brinda infinidad de beneficios que iremos desgranando a través de las siguientes líneas.

Melón: muchos antioxidantes y pocas calorías

Si por algo destaca esta deliciosa fruta es por su elevado contenido en agua (80%) y riqueza vitamínica. Aporta sales minerales que perdemos con el sudor, tales como potasio, magnesio y calcio, y es una importante fuente de betacaroteno, pigmento de acción antioxidante que el hígado transforma en vitamina A. La vitamina A ayuda a aumentar las defensas y es indispensable para la visión, el buen estado de la piel y el cabello.

El poder antioxidante del melón viene dado a su vez por la presencia de vitamina C, que interviene en la formación de glóbulos rojos y facilita la absorción del hierro. Otra de las ventajas nutricionales del fruto de la melonera es que contiene vitaminas del grupo B, las cuales contribuyen al buen funcionamiento del sistema nervioso.

Muy posiblemente hayas escuchado que “comer melón de noche engorda”, lo cual es completamente falso. Su valor calórico será exactamente el mismo por la mañana que a la hora de la cena, por lo que cualquier momento del día es bueno para disfrutar del melón y aprovechar sus múltiples beneficios y propiedades salutíferas.

Diurético y adecuado para la diabetes

El melón contiene alrededor de un 6% de azúcares frente al 10-25% del resto de frutas. Aunque sea un poco más dulce que la sandía, tiene cabida en el menú de las personas con diabetes. Tanto en dietas de adelgazamiento como en dietas con control específico de los carbohidratos se puede consumir melón sin temor a excederse de calorías o azúcares.

Por otra parte, el melón constituye un valioso aliado a la hora de depurar el organismo; actúa como un potente diurético evitando la retención de líquidos y favoreciendo la eliminación de toxinas. En definitiva, se trata de un alimento idóneo para hidratarnos, obtener una buena dosis de minerales y no picar entre horas.

Melón, un sabroso postre o entrante

Lo primero que llama la atención de esta fruta perteneciente a la familia de las curcubitáceas es su tamaño. Si bien existen numerosas variedades de melón, entre las más conocidas están: piel de sapo, galia, cantalupo (de pulpa anaranjada muy aromática) y honey dew, al que comúnmente solemos denominar “melón amarillo”.

El melón bien frío, tanto solo como combinado con otras frutas en forma de macedonia, es de por sí un excelente postre o merienda. También forma parte de cócteles, mermeladas, sorbetes, helados o batidos con resultados excepcionales. Incluso podemos servir el melón con los cereales o las tortitas que tomamos en el desayuno.

Se convertirá en un perfecto entrante si lo sirves acompañado de jamón y salmón. Y es que el melón tiene múltiples utilidades: desde cremas frías y ensaladas hasta guarniciones de carnes y pescados. Algunos de los alimentos que mejor casan con el melón en las ensaladas son la naranja, la cebolla, los berros, el apio y las aceitunas.

Un comentario
  1. patricia
    Publicado el 9 Febrero, 2016 a las 19:37 | Enlace

    gracias por todo

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.