Calorías del melocotón

El melocotón no es una de las frutas más ricas en hidratos y energía, ya que aporta menos de 40 calorías por cada 100 gramos. Es una buena fuente de vitaminas y fibra dietética. Por el alto porcentaje de agua que contiene y su bajo aporte de azúcares está indicado en dietas de adelgazamiento y de control de la glucosa
5 de Octubre de 2015
Etiquetas,  ,  
calorías del melocotón

El melocotón, una fruta baja en calorías | Forest & Kim S. (CC by 2.0, Flickr)

Quizá su sabor tan dulce como la miel te lleve a pensar que el melocotón es muy rico en carbohidratos y energía. Nos equivocamos por completo al considerarlo no apto para adelgazar e incluirlo en la lista de las frutas más calóricas, puesto que tan solo aporta 39 calorías por cada 100 gramos de peso.

El escaso valor calórico del melocotón viene dado por su elevado contenido en agua y prácticamente nulo en grasas. La baja cantidad de azúcares que aporta el melocotón hace que su consumo se adecuado tanto en dietas de control de peso como en las de personas diabéticas, de ahí que forme parte de dietas que llevan su nombre.

Melocotón: saludable y bajo en calorías

El melocotón destaca por su riqueza en carotenos, compuestos con acción antioxidante que le confieren su característico color amarillo blanquecino. La presencia de provitamina A y vitaminas C y E convierte al melocotón en una fruta que contribuye al buen estado de la piel y de la salud visual.

Gracias a su aporte vitamínico, refuerza el sistema inmunológico y ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de las células y la aparición de enfermedades crónicas. El potasio, el fósforo, el magnesio y el yodo son los minerales que más abundan en esta sabrosa y delicada fruta típicamente veraniega.

Su contenido en fibra dietética le otorga propiedades laxantes, por lo que el melocotón resulta eficaz para regular el tránsito y mejorar el estreñimiento. Además, la fibra tiene un efecto reductor del colesterol y proporciona saciedad, de manera que beneficia a quienes siguen una dieta para perder peso o adelgazar.

Se trata de una fruta diurética, es decir, útil para eliminar el exceso de líquidos del organismo. Al contener una importante cantidad de potasio y evitar la retención de líquidos, el melocotón es recomendable en caso de hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares.

Cómo elegir y consumir el melocotón

En el momento de la compra, a la hora de elegir los melocotones, hay que fijarse en que los ejemplares estén enteros y no presenten manchas o partículas extrañas en la piel. Cuando el melocotón adquiere un tono amarillento, es señal de que ha alcanzado un buen grado de madurez y está listo para consumir.

Para apreciar su suave y afrutado aroma y aprovechar sus todas sus propiedades y beneficios, conviene consumir los melocotones frescos y con su piel una vez están totalmente maduros. No obstante, el melocotón también se puede incluir en guisos, incorporar a ensaladas o tomar acompañado de jamón.

Con melocotones se elaboran unos postres realmente deliciosos: sorbetes, helados, budines… A menudo esta fruta se emplea para rellenar tartas o dulces. Hacer mermeladas o confituras es una manera de consumir el melocotón fuera de temporada.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.